Karla Silva

Silao.- En agosto 2019 la vida de ‘Chatita’ cambió por completo; hoy sus padres buscan recaudar dos millones de pesos para someterla a una cirugía y corregir una curvatura en su columna que con el paso de los días, aumenta de manera significativa y presiona órganos vitales. 

 En un corto tiempo la adolescente de 11 años y cinco meses de edad, originaria de Silao, ha tenido que aprender a sobrellevar la escoliosis idiopática, una patología cuya mayor predisposición a desarrollarla está en las mujeres y, que suele detectarse entre los 10 y 14 años de edad. Sus familiares han optado por reservar su identidad, pero no sus esfuerzos para buscar recursos, personal médico y hospitales donde pueda ser atendida.  

 Su madre, Ana Laura, narró que en agosto del año pasado mientras su hija se duchaba, notó la curvatura que sobresalía en su espalda y de inmediato visitaron a un médico especialista. ‘Chatita’, como le apodan de cariño, a diario acude a rehabilitación con un fisioterapeuta y meses atrás, a clases de natación para fortalecer su espina dorsal. Todos los días debe usar un corsé plástico para tratar de detener un poco la curva. La evolución negativa avanza de manera drástica, pues de enero a agosto de este año, las radiografías mostraban un arqueo de 58 grados.  

El tiempo se acorta y los riesgos aumentan, explicó la madre: “Actualmente tiene una curva de 75 grados y aumentando, lo que está generando una complicación interna en la cual su curva está presionando ya algunos órganos vitales. (Los médicos) nos están pidiendo una resonancia magnética para ver si no presiona una vena aorta, lo que implicaría una cirugía bastante peligrosa”, pues la aorta es la arteria principal que lleva el flujo sanguíneo al corazón. La última radiografía se realizó el 20 de octubre. 

 Es paciente del Hospital Shriners para Niños en México, pero fue puesta en lista en espera en Philadelphia en los Estados Unidos. También fue valorada por un médico chileno, sin embargo, por el avance del padecimiento, desistió del caso. Actualmente consultan de manera virtual a un médico en Alemania. Los cambios hormonales mantienen su salud a contrarreloj. 

 En busca de respaldo económico, la familia ha enviado cartas al gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, a la Presidencia y DIF de Silao, pero no ha tenido respuesta. “El presupuesto no es muy fácil de conseguir, ya que estamos hablando de casi dos millones de pesos”, explicó Ana Laura, por lo que crearon la “Fundación Chatita” para lograr ayuda comunitaria; lo recaudado ha sido muy poco. “Gobierno totalmente nos ha cerrado las puertas”, lamentó. 

 En México solamente se ofrece un tratamiento altamente invasivo denominado fusión espinal, lo que implicaría ingresar barras de titanio y clavos en su espalda. “No quisimos exponerla a ese grado y buscamos alternativas quirúrgicas menos invasivas”, por lo que optaron por una cirugía ‘Vertebral Body Tethering’, en la que se realizan dos aberturas con laparoscopía que le permitirían caminar en dos semanas. 

Hasta el donativo de un peso dará esperanza a la familia, pues en menos de dos meses el avance de la escoliosis podría ser irreversible. Cualquier aportación será recibida a través de la cuenta bancaria Banamex 5206 9877 3697 0996, a nombre de Miguel Barrón Urrutia.

LC