María Espino

Guanajuato.- El arranque del ciclo escolar 2021-2022 y regreso a clases previsto para el próximo 30 de agosto fue analizado por el Comité Estatal para la Seguridad en Salud (CESSA) durante la reunión extraordinaria en la que se habló de la viabilidad del proyecto de regreso a clases presenciales dentro de un contexto de nueva normalidad.

Pablo Sánchez Gástelum, director de Salud Pública de la Secretaria de Salud del Estado de Guanajuato (SSEG), explicó para este regreso se reforzará la vigilancia sanitaria y se dará promoción a la salud y vigilancia epidemiológica, para en caso de algún seguimiento de casos positivo, siempre con la idea de no detener la dinámica que de un regreso seguro a clases seguro.

En dicha sesión estuvo presente Ángel Mauricio Mokarzel, Subsecretario de Planeación en la Secretaría de Educación, reconoció que en el regreso a clases presenciales es difícil pensar en ceros contagios aunque aseveró que durante la prueba piloto de regreso a las aulas fue con buenos resultados y resaltó la necesidad de que los alumnos de nivel básico retomen sus clases presenciales pues señaló que se ha registrado un alto impacto socioemocional en la población estudiantil de nivel básico escolar.

Y es que Mokarzel apuntó que el 27 % de los alumnos presentan ansiedad y el 15 % depresión, en el 30 % la principal razón de sus emociones actuales es la situación económica, mientras que 1 de cada 2 siente menos motivación para realizar actividades que normalmente disfruta.

Además, señaló que el 43 % de los jóvenes se siente pesimista frente al futuro y 3 de cada 4 alumnos ha sentido la necesidad de pedir ayuda en relación con su bienestar psicológico y emocional.

Por ello, reiteró que el inicio del siguiente ciclo escolar se prevé inicie el 30 de agosto y para ello como antesala se realizó un diagnóstico de impacto Covid-19 basados en los resultados del pilotaje, guía de salud, aforos y organización escolar.

Además, destacó que al regresar a clases presenciales es evidente que exista una preocupación de contagio con efectos a la salud de los niños guanajuatenses. Sin embargo, señaló que este es un proyecto calculado en la reducción de riesgos a la salud mediante un pilotaje que inició con escuelas de nivel medio superior con protocolos probados y que ha dado la pauta para una propuesta de política educativa para el siguiente ciclo escolar.

Destacó que en la tercera etapa del pilotaje participaron 61 mil 610 estudiantes, mil 7 mil 100 instituciones de todos los niveles formativos con 11 mil 700 maestros involucrados en este proceso que reco9rdó inició desde el 11 de mayo pasado y del que aseveró concluyó con buenos resultados.

Precisó que de 61 mil alumnos solamente se tuvieron 10 contagios, los cuales no fueron identificados que se hayan dado dentro del espacio educativo; mientras que de los 11 mil 270 maestros que participaron en el pilotaje sólo dos se contagiaron.

Para el nuevo ciclo escolar, Mokarzel detalló que el proyecto abarca un regreso de forma híbrida o mixta en el que la asistencia de los alumnos es voluntaria y es una decisión que recae en los padres de familia en el caso de los niños para así garantizar una experiencia presencial.

Por otro lado, señaló que trabajan de forma institucional para confeccionar las acondiciones pertinentes que permitan minimizar riesgos de contagios con el objetivo de que el regreso a las aulas sea en un entorno y espacios seguros.

Mokarzel anticipó que se reforzará la vigilancia sanitaria y promoción a la salud y vigilancia epidemiológica, para en caso de algún seguimiento de casos positivo, siempre con la idea de no detener la dinámica que de un regreso seguro a clases seguro.

Finalmente, en dicha sesión del CESSA se mencionó que se alista la presentación de una Guía de Salud que servirá como un instrumento para dar enfoque y dirigir los esfuerzos de cada uno de los involucrados, la cual abarca: asegurar el acceso de agua y jabón, conformar un Comité de participación en salud escolar fundamental para las decisiones locales en cada centro educativo; cuidado de los docentes de grupos de riesgo, sana distancia, uso de cubrebocas obligatorio y suspender ceremonias por acumulación de gente.

Pide garantías la Unión de Padres

La Unión Nacional de Padres de Familia, exigió que la Secretaría de Educación Pública (SEP), garantice un regreso presencial a clases responsable ante el aumento de casos positivos de Covid-19. El 38.6% de los más de 2 mil papás que participaron en la encuesta realizada por este organismo dijeron que las clases continuarán a distancia, el 35.3% bajo el sistema presencial y el 26.1% híbrido.

“Exigimos a la SEP garantice un regreso responsable considerando la realidad que estamos viviendo. En nuestro país, va en creciente la incertidumbre sobre la toma de decisiones del regreso a clases por falta de información confiable”, dijo Luis Arturo Solis Bravo, vicepresidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, (UNPF).

En conferencia de prensa virtual, los miembros de la Unión compartieron los resultados de la encuesta en la que participaron una 2 mil 14 papás de 31 estados, 8% de ellos viven en Guanajuato, respecto al regreso voluntario presencial a clases. El 38.6% de los encuestados dijeron que tomando en cuenta que el regreso presencial a clases sería voluntario para proteger la salud de sus hijos, docentes y personal administrativo, las clases continuarán a distancia, el 35.3% bajo el sistema presencial y el 26.1% híbrido.

Carta causa confusión

Mientras realizaban la limpieza de escuelas de Irapuato, padres de familia recibieron el formato federal de la carta compromiso para el regreso presencial a clases el próximo 30 de agosto al inicio del ciclo escolar 2021-2022, pero el documento provocó confusión.

Los formatos se hicieron llegar a los padres de familia de manera virtual, mientras algunos de ellos colaboraban en las acciones de limpieza y desinfección en los planteles educativos.

No hay recursos para mejoras

El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez dijo que el Municipio de Irapuato ya no cuenta con un presupuesto asignado para atender mejoras en las escuelas ante el regreso a clases; pero ante alguna petición se buscarán recursos.

Ahora con el inminente regreso a clases, las escuelas están siendo abiertas para prepararlas para el regreso a clases, sin embargo, algunas fueron vandalizadas y saqueadas, gasto que se estará recayendo en los padres de familia, en algunos casos.