VISIÓN. Dice la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Sophia Huett que no hay saturación de internos en las cárceles de Guanajuato. Y remite a lo que dice que le comentó el secretario de Seguridad, Alvar Cabeza de Vaca. Que todo está en niveles manejables.

HIPÓTESIS. Esto lo dijo ante una pregunta que le hicieron en Irapuato en torno a si el aviso clasificado de los centros penitenciarios tenía que ver con la deserción de elementos que están como guardias en las cárceles.

YA ES HORA. Y en parte tiene razón. Sucede que el alto número se detenciones que se realizan en Guanajuato engrosan la cifra de internos en las cárceles, algunas de las cuales han excedido ya su límite. No son todas pero sí las suficientes para requerir la construcción de otra en la entidad.

MAYOR ABUNDAMIENTO. Guanajuato presume muchas detenciones y decomiso de armas de fuego. Huett dice que no pueden omitirlas porque hay sobrepoblación. Que tienen que mantener el nivel que les demandan los procesos y las sentencias.

CUESTA ARRIBA. Y pese a sus cárceles casi repletas, el alto número de detenciones, las armas decomisadas y los blasones que presume en el combate al crimen organizado, Guanajuato está todavía muy lejos del objetivo de la pacificación.

LO QUE FALTA. Los esfuerzos ahí están pero resultan insuficientes para comenzar a ver la luz al final del túnel. Si acaso, los logros han servido para que desde el gobierno federal, cese la embestida temprana en contra del Fiscal Carlos Zamarripa.

SE LA SABEN. No por otra cosa sino porque falta autoridad moral desde la 4T para juzgar la escasez de resultados si allá están igual o peor. Para decirlo franco y directo.

Lee también: Cada reo en cárceles de Guanajuato cuesta 13 mil pesos al mes

CENTROS PENITENCIARIOS

LA DEL ESTRIBO…

A propósito del tema, en la dirección de Movilidad del Estado a cargo del exalcalde de San Francisco del Rincón, Ysmael López García cuyo jefe es el subsecretario José Luis Manrique, deben estar en la parte medular para reconstruir una dependencia que, pese a discursos y el paso de los años, seguían siendo semillero de actos irregulares desde algunos funcionarios.

Desde los tiempos del tristemente célebre Juan Segoviano en el gobierno de Juan Manuel Oliva se viene hablando en el PAN Gobierno de una limpia de formas y hechos. Con todo y la eliminación de los permisos de taxis, sigue habiendo ocasión para meter hilo y sacar hebra.
Veremos si por fin, llega la paz duradera y el cese de las malas mañas.

CENTROS PENITENCIARIOS

CENTROS PENITENCIARIOS

A UN AÑO DE LA DETENCIÓN DE VALENCIA GALLO

Hace exactamente un año se daba a conocer que el exdirector de Movilidad del estado, Jorge Valencia Gallo estaba siendo procesado como presunto responsable del delito de cohecho pues habría solicitado 2.2 millones de pesos para expedir permisos de taxi.

Este militante panista, exdirector de Movilidad que renunció a su cargo (no fue despedido) el último día de marzo de 2020 fue defendido en su momento por el entonces subsecretario de Gobierno, Martín López Camacho quien tuvo que entrar a relevar a Paulo Bañuelos como candidato a diputado local y que ahora es legislador, presidente de la comisión de Seguridad y Comunicaciones.

Desde finales de marzo de 2020 había versiones dentro del PAN de que Valencia Gallo cobraba moche por permisos de taxi. Por aquellos tiempos le pregunté a López Camacho que literalmente lo negó todo.

El entonces subsecretario de Servicios a la Comunidad de la Secretaría de Gobierno, aseguró que más allá de comentarios y denuncias verbales que le habían hecho representantes del sector transporte en el estado, no existía ninguna evidencia documental de que Valencia Gallo cobró moches por otorgar permisos a operadores del servicio.

El entonces funcionario estatal me dijo que Valencia Gallo renunció al cargo y no fue despedido, y que no podía ni validar ni rechazar las acusaciones que había en su contra mientras no concluyera el proceso de entrega recepción y se determine si hay algún acto de corrupción que perseguir.

En radiopasillo se decía que Valencia Gallo cobraba de 120 mil a 150 mil pesos por entregar permisos de forma ilegal.

Las andanzas de Valencia Gallo las conocían varios en el gremio pero no López Camacho ni su entonces jefe Luis Ernesto Ayala.

Por increíble que parezca, en el gobierno estatal no solo se hicieron occisos con aquellas denuncias. A sabiendas de las quejas, le dieron otro cargo como director de Información y Participación Social del Iplaneg.

No solo no lo corrieron sino que anunciaron que había renunciado, dijeron que las denuncias en su contra eran puros rumores y un mes después lo promovieron a otro puesto.

Vaya manera de combatir la corrupción en el gobierno estatal.

Implacables solo si son de otro partido. A los de casa, hasta chambas les dan mientras no los denuncien oficialmente.

No fuera Bárbara Botello a quien le han esculcado hasta el extremo. Para los de casa, justicia, gracia y voltear la mirada a otro lado.

CENTROS PENITENCIARIOS

CENTROS PENITENCIARIOS
Centros Penitenciarios

DIEGO SINHUE: FINTAS Y BOLAS DE HUMO

Si nos guiáramos solo por la reacción sentimental a lo que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo no dijo en su discurso para la ceremonia de graduación de la segunda generación del sistema de prepa militarizada en Guanajuato, la secretaria de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo, habría sido afectada en su ego por no ser mencionada.

Y es que el mandatario estatal usó el elogio a las mejores alumnas de la prepas militarizadas de Irapuato y León para destacar el trabajo que realizan las mujeres en la política guanajuatense.

Citó a las alcaldesas de León e Irapuato, Alejandra Gutiérrez y Lorena Alfaro; a la presidenta del Poder Judicial, María Rosa Rodríguez y hasta a la presidenta de la Permanente, Margarita Rionda como mujeres destacadas previo a la ratificación de su convicción de que “pronto” Guanajuato será gobernado por una mujer.

No podemos ser ingenuos y creer que son señales sólidas del futurismo guanajuatense. Al final, todas las mujeres que mencionó Rodríguez Vallejo están ahí porque su voluntad como gran elector fue determinante.

Es una paradoja que hoy el gobierno panista en Guanajuato pueda presumir todas esas mujeres en puestos clave más otras como la propia Libia Denisse o la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Sophia Huett.

Al final, cada una de ellas llegó por la voluntad del titular del ejecutivo que ha decidido proyectar esa imagen de inclusión de mujeres en puestos clave en la política local. La preeminencia de Ejecutivo por encima de los otros 2 poderes se manifiesta en Guanajuato como pasará en otras entidades.

El gobernante en turno decide hasta donde quiere mostrarse como un mandatario que cree en la paridad en todo y que promueve acciones afirmativas.

Y entonces, este empoderamiento de las mujeres se da gracias a la voluntad de un gobernante que tiene el poder de definir muchas más cosas que el equilibrio y la división de poderes le otorga.

La otra parte de la paradoja es que su delfín o favorito para ser candidato a sucederlo es un hombre y es secretario de Desarrollo Social y Humano, Jesús Oviedo.

Es el juego del tapadismo que tanta fama le dio al PRI gobierno de los viejos tiempos ahora en versión azul, además salpicado por esta fiebre por la paridad de género.

Más mujeres en puestos clave en el gobierno para que los gobernadores y el presidente se llenen la boca diciendo que en esta entidad, hay acciones afirmativas y hechos para apostar por la paridad.

Y entonces nos topamos con el “haiga sido como haiga sido”.

CENTROS PENITENCIARIOS

Quizás te interese:

https://t.me/periodico_correo

JRP