Nayeli García

Irapuato.-Para que el Centro Nacional Paralímpico pueda operar nuevamente se requiere una inversión de al menos 104 millones de pesos, según el proyecto ejecutivo realizado por la dirección de Obras Públicas de Irapuato

El abandono y el saqueo que ha sufrido el Centro Nacional Paralímpico ha dejado sus instalaciones en tan pésimas condiciones que operarlo de nuevo, implica una inversión mínima de 104 millones de pesos, más del doble de lo que se había estimado para su restauración.

Jonathan Muñoz Angulo, director de Obras Públicas, comentó que en diciembre del año pasado fue concluido el proyecto ejecutivo para la restauración del centro, el cual se hizo a detalle y de manera muy profesional para identificar las fallas y la inversión real de lo que implicaría echarlo a andar.

“Ese es el detalle: se fue a una inversión que superó los 100 millones de pesos. Está increíble porque cuando se hizo uno hace tres o cuatro años, cuando el gobernador Márquez (Miguel Márquez) todavía andaba en ese tema, andaba en 50 millones (…) es un tema muy fuerte. No depende de Obra Pública, pero por haber abandonado ese edificio sí requiere de un mantenimiento muy fuerte”, puntualizó.

El proyecto está enfocado en el mejoramiento de las pistas, las canchas, el mobiliario del baño y todos los daños ocasionado por el vandalismo y el descuido de la Federación, señaló el director de Obras Públicas.

Más caro que desde cero

Detalló que los principales daños son en el tema eléctrico, que todo está vandalizado, pues fue robado el cable subterráneo y se tuvo que hacer un levantamiento a detalle, que “es más difícil” —señaló— que haber hecho un proyecto de cero.

“Es más difícil para nosotros echar andar algo que tuvo robos, vandalismo, que no sabemos en dónde cortaron el cable y demás, e implica la puesta en marcha que todo vuelva a funcionar como alguna vez funcionó el centro”, enfatizó.

El proyecto —como tal: ‘restauración del Centro Nacional Paralímpico’— fue ingresado a la Comisión del Deporte del Estado (Code) para la gestión de recursos que lo pongan en marcha y para integrarlo en la petición que se tiene a nivel nacional para que alguien se haga cargo del inmueble.

Hace nueve años el Centro Nacional Paralímpico fue inaugurado por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa y durante un año se realizaron sólo cuatro eventos.

Desde el 2013 fue abandonado y el Municipio, durante la administración de Sixto Zetina Soto se negó a hacerse cargo de él, pues implicaba una inversión de un millón 174 mil 800 pesos en ese entonces. Tanto Gobierno municipal como federal se empezaron a ‘echar la bolita’ sobre su operación durante varios años.

Aunque se tienen registrados cuatro robos de forma oficial, las instalaciones han sido víctimas de saqueos constantes por habitantes de las comunidades cercanas y de fuera del Municipio, por lo que las instalaciones deportivas de primer nivel ahora lucen en total descuido.

Desde el 2016 se decidió ya no pagar los 34 mil pesos a seguridad privada para su resguardo.

En números

500 millones, al menos, se han invertido en el Paralímpico

104 millones de pesos cuesta la restauración actualmente.

4 robos oficiales

9 años de haberse inaugurado

ndr