Celebran la guerra de los indios tejocoteros

Sin categoría

Los habitantes participan activamente en esta tradición.

El poblado de Santa Rosa revivió la batalla que libraron sus pobladores contra los españoles

Alfonso Ochoa

GUANAJUATO, Gto.- Habitantes de la comunidad Santa Rosa volvieron a revivir este domingo la batalla entre los indios tejocoretos y los soldados españoles, representación que se remonta al año 1864, cuando pasó por la comunidad minera el emperador de México, Maximiliano de
La representación de la batalla que terminó con la toma de la Alhóndiga de Granaditas tiene 80 años de escenificarse, pues fue rescatada en 1934 por don Tomás Ulloa, “el indio mayor”.

Raymundo Herrera, quien fue regidor por el PAN, interpreta a un cura que apoya a los españoles; dijo que le parecía importante conservar las tradiciones y fomentar la educación cívica.

La gente de la comunidad se organiza cada año para esta escenificación, es una guerra que se convierte en fiesta, pues además siempre es derrotado el ejército realista por los insurgentes al mando de don Miguel Hidalgo y  Costilla e Ignacio Allende.

En la representación de la primera batalla importante de la guerra de independencia, un actor fundamental es Juan José de los Reyes Martínez “El Pípila”,  y su mujer Juana Gavina, papeles que por lo general representan integrantes de la familia Ulloa. Se dice que Juana Gavina nació en la comunidad de Santa Rosa.

Don Tomás Ulloa murió en el 2008, a los 97 años de edad, pero la tradición que él fomentó de representar el inicio de la guerra de independencia sigue viva, los jóvenes participan con entusiasmo en ella y cientos de guanajuatenses y vecinos de ciudades cercanas acuden a la guerra de los indios tejocoteros, nombrados así porque el tejocote es un fruto que se da en gran abundancia en la sierra de Santa Rosa.

Después de asistir a la ceremonia religiosa, desfilan los ejércitos realista e insurgente, la reina de Santa Rosa y la banda de Guerra de la Policía municipal, lo que es el preámbulo para el inicio de la guerra.

El ruido es una de las características de esta lucha, la música de las bandas de viento y los disparos de rifles, mosquetes y pequeños cañones, se desarrollaban sin bajas, a pesar de las constantes refriegas entre los partidarios del rey de España y los insurgentes.

La celebración además es una fiesta de olores y colores, pues hay gran vendimia de comida, frutas e incluso juguetes, es una fiesta de pueblo muy especial.

Ayer hasta un grupo de elementos de la Gendarmería Nacional estuvo en la comunidad de Santa Rosa.

 En un libro escrito por Alfonso Prado Soto, se menciona como un personaje de Guanajuato a Tomás Ulloa, pues se asegura que fue minero en alguna época de su vida, fue modelo del escultor Juan Olaguivel para realizar el monumento de “El Pípila” que se colocó en la cima del cerro de San Miguel en 1939, y que ahora es uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

80 años

tiene de celebrarse la representación

[smart-photo height=”600px” background_color=”#f21326″ transition=”moveToLeftFade_moveFromRightFade” transition_duration=”0.5s” slideshow_autostart=”true” slideshow_interval=”5s”]

[/smart-photo]