Luis Telles

Uriangato.- Tras días y años de gestionar, así como de litigar el área jurídica y sindicatura, al fin se logró la escrituración del inmueble donde se encuentra establecido el Rastro Municipal desde 1998.

En sesión de Ayuntamiento, el alcalde Anastacio Rosiles Pérez precisó que “se trata de una gran labor” porque una de las preocupaciones de su administración es checar que toda la documentación del patrimonio municipal —­poco más de 111 inmuebles— esté en orden.

“Nosotros pusimos especial atención en lo que es el patrimonio municipal, por ejemplo, también ya se destinó un recurso económico de 2 millones de pesos para también escriturar cerca de seis hectáreas de terreno. Es dinero que nos piden integrantes del ejido San Miguel, ya está el acuerdo con los ejidatarios, sólo esperamos los tiempos para convertir el predio en patrimonio municipal”, aclaró.

Anastacio Rosiles destacó que con las escrituras, tanto del rastro como de lo que será el recinto ferial, podrán hacer proyectos de mejoras e inversiones provenientes del Estado o la Federación.

“Antes no podíamos porque necesitamos la certeza jurídica, pero hoy, en unos días les diremos a los uriangatenses que ya contamos con una plaza de toros, con un recinto ferial y con un rastro regional con escritura pública a favor del Municipio de Uriangato”, finalizó.

Sobre el pozo Cuitzillo

De igual manera, a través de la Comisión Nacional del Agua se expidió el título de concesión del pozo de agua potable de la comunidad El Cuitzillo que autoridades municipales anteriores perdieron por no dar seguimiento y acreditar la personalidad.

Al respecto, el primer edil declaró que tenían la preocupación que en cualquier momento se cerrara el pozo de la comunidad en mención por no haber hecho caso y olvidarse de realizar los trámites necesarios desde el año 2001 que se otorgó la concesión.

NDR