Yadira Cárdenas

Salamanca.- Feligreses salmantinos celebraron al santo patrono de esta ciudad, San Bartolomé Apóstol, con una misa oficiada por el Obispo Emérito de la Diócesis de Irapuato, Monseñor de Jesús Martínez Zepeda.

Como cada 24 de agosto, la comunidad católica se reunió en el Santuario Diocesano del Señor del Hospital, para celebrar al santo patrono de Salamanca San Bartolomé Apóstol, santo que a decir de los feligreses ha quedado en segundo plano tras la veneración del Señor del Hospital.

Con un aforo controlado, se realizó la misa concelebrada en la que participaron el Obispo Emérito de la Diócesis de Irapuato, Monseñor  José de Jesús Martínez Zepeda, Monseñor Gerardo Velázquez Solís, párroco del santuario diocesano del Señor del Hospital,  así como otros sacerdotes de la diócesis.

En la homilía se recordó que aunque durante algún tiempo pasó desapercibido que el apóstol San Bartolomé o Natanael era el santo patrono de Salamanca, luego de que fue creciendo la devoción hacia el Señor del Hospital o Cristo Negro como también se le conoce,  sin embargo desde la fundación de la Villa Salamanca se determinó que San Bartolomé sería su patrono siguiendo la tradición andaluza que en muchas de sus pequeñas poblaciones se tenía como patrono al apóstol.

De igual manera el templo que hoy conocemos como “Parroquia Antigua” fue la primera parroquia de Salamanca dedicada a San Bartolomé Apostol, establecida junto con la Villa en 1603