Nayeli García

Irapuato.- La Virgen de la Soledad cumple 99 años de haber sido coronada como la Patrona de Irapuato, pero desde hace más de dos siglos ha sido la protectora de la ciudad, a quien los irapuatenses le piden terminar con la pandemia y poner un alto a la violencia que se vive en la actualidad.

El obispo Enrique Díaz Díaz señaló que este 30 de abril iniciará el ‘año jubilar’ de la Virgen de la Soledad, rumbo a los 100 de su corazón, y que hoy en día es la Patrona de la Diócesis de Irapuato, que alberga nueve municipios.

“Irapuato ha enfrentado situaciones difíciles, momentos de crisis, momentos de alegría y de gozo, pero siempre los ha vivido al cobijo y al amparo de una madre amorosa que los sostiene que los ve con cariño y su ejemplo”, destacó el obispo.

Sostuvo que estos tiempos de pandemia solo podrán ser enfrentados por un pueblo unido, en espíritu y de la mano de su protectora.

“En estos momentos de violencia, de inseguridad y de pandemia; de necesidades apremiantes, la celebración nos permitirá descubrirnos como un pueblo de fuertes raíces cristianas, indomable espíritu de lucha y fe inquebrantable ante las adversidades”, indicó.

La Virgen fue bajada de su atrio para estar más cerca con los devotos católicos, quienes acudieron al Templo para pasar por debajo del manto de la Virgen que es una tradición y que representa el arropo y la protección que tiene para con su pueblo.

“Traída por una mula”, es como los relatos coinciden en que llegó la imagen a la Ciudad de Irapuato, algunos señalan que la Virgen estaba destinada a otra ciudad, pero el carruaje que la transportaba fue asaltado y la mula llegó solo con la imagen, otros que la mula llevaba su camino en medio de una caravana y se detuvo en Irapuato y ya no quiso seguir.

EZM