Lourdes Vázquez

Guanajuato.- De forma pacífica, un ciudadano originario de Celaya, se manifestó en el Jardín de la Unión de la capital para exigir avances en la investigación del secuestro de sus dos hijas menores de edad ocurrido en dicho municipio el 29 de julio de 2018.

Con algunas pancartas que contienes diversos mensajes dirigidos al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Javier Rentería Bolaños, denunció que no existe procuración de justicia en el estado de Guanajuato, pues hay corrupción en los Ministerios Públicos, específicamente en el municipio de Celaya, lo cual – aseguró – es solapado por el fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre y por el mandatario estatal.

“El fiscal Zamarripa y el gobernador, hasta el momento, pese a que han transcurrido tres años, no le han dado instrucciones al fiscal de Celaya para que instruya al Ministerio Público 3 y solicite una orden de aprehensión contra los secuestradores de dos niñas de 5 y 7 años de edad”.

Aunque no proporcionó mayores detalles, reiteró que sus dos hijas fueron privadas de su libertad e incluso pagó un rescate por ellas que ascendió a 1 millón 800 mil pesos, “la secuestradora y sus cómplices querían 2 millones 400 mil pesos, pero nada más les puede dar esa cantidad, y hasta la fecha no me han regresado a mis hijas menores”.

En torno a la investigación, Javier Rentería señaló que se han presentado diversas irregularidades como la sustracción de más de 2 mil hojas de la carpeta iniciada por el delito de secuestro asentada en el número 34335/2020, “han sustraído 6 tomos con el propósito delictivo de que no consten los datos de prueba en esas tres carpetas de investigación que sustrajo el Ministerio Público 3 por instrucciones del fiscal ‘C’ de Celaya Guanajuato, Jorge Gómez Morado.

Mencionó que desde el 2018, ha enviado oficios tanto al gobernador del estado como al fiscal Carlos Zamarripa Aguirre, pero hasta este momento, no ha sido atendido.

Vivimos en un estado de ingobernabilidad donde diario hay asesinatos, hay asaltos, hay secuestros y ni los presidentes municipales, ni el gobernador, ni Zamarripa hacen nada absolutamente, entonces somos presa, todos los ciudadanos guanajuatenses de la delincuencia organizada y la no organizada”.

Advirtió que hasta en tanto no sea atendido y no se le den respuestas, seguirá manifestándose de forma pacífica tanto en el Palacio de Gobierno como en varias plazas públicas de Guanajuato, capital.

LC