Roberto Lira

Celaya.- Autoridades municipales y el Colegio de Arquitectos conmemoraron el 262 aniversario del natalicio de Francisco Eduardo Tresguerras, al pie del monumento erigido en su memoria. 

Durante su participación en el acto cívico organizado por el Colegio de Arquitectos, el presidente municipal, Javier Mendoza Márquez resaltó la importancia que tiene la obra de Tresguerras para el municipio y que ha trascendido a la actualidad, como lo es el puente Tresguerras que hasta hace pocos años aún se mantenía en funcionamiento y que soportaba el paso de miles de vehículos y transporte de gran tonelaje. 

Sobre este monumento, el alcalde recordó la pintura que se le colocó de manera errónea hace un par de meses y exhortó a no repetir estos errores durante su administración. 

“Hablando de este tema hemos instruido a nuestro director de Desarrollo Urbano, Jorge Granados Valencia, para que dé seguimiento y celeridad a los trabajos que deben realizarse a la brevedad para despintar el puente de acuerdo a los lineamientos que marca el Instituto Nacional de Antropología e Historia. No puedo dejar de mencionar este hecho muy lamentable que hemos de corregir de inmediato, como Gobierno Municipal seremos muy cuidadosos en nuestro actuar con los monumentos y edificaciones históricas”, comentó. 

Lee más aquí: Ya están quitando la pintura amarilla del histórico puente Tresguerras de Celaya

Foto: Martín Rodriguez

De la misma manera, el presidente municipal, hizo un llamado a los organismos de la sociedad a sumarse al proyecto para devolver a Celaya su belleza y su orgullo, y anunció que durante su administración remozará los nueve barrios tradicionales del municipio y continuará el rescate del centro histórico.

“Aprovecho para invitarlos a sumarse al proyecto para devolver a Celaya su belleza y su orgullo, porque trabajaremos para recuperar en nuestra ciudad el título de ‘Puerta de Oro del Bajío’; vamos a remozar los nueve barrios de la ciudad que so el origen de nuestro municipio, vamos a seguir trabajando en el rescate de nuestro centro histórico y vivir en una Celaya bella y amable para todos”, afirmó.

Durante el evento el cronista de la ciudad, Fernando Amate, hizo una reseña histórica de Francisco Eduardo Tresguerras, su obra y su legado, en la que resaltó que sin duda es el artista más importante de la historia de Celaya.

INAH no sancionará a los responsables de pintar el puente Tresguerras

El pintado del puente Tresguerras con materiales no adecuados para ese monumento, no será sancionado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el delegado David Jiménez Guillen, señaló que la responsabilidad del INAH es la de verificar que se corrijan los daños.

En julio pasado personal de la Dirección de Tránsito y Policía Vial pintó el puente Tresguerras con pintura de tránsito no aprobada por el INAH para usarse en este tipo de estructura. Sin embargo, durante la pasada administración municipal se señaló al INAH como el responsable de aplicar alguna sanción a quienes realizaron esta acción, pero Jiménez Guillen señaló que esa no es responsabilidad del INAH.

“Le correspondería en todo caso al municipio haber hecho una cosa de esas. El INAH lo que busca en este caso es revertir la corrección del daño, no vamos tras las personas. Sabemos que no fue algo intencional, algo premeditado, algo que fuera a dañarlo, fueron cosas que se dieron bajo ciertas circunstancias, pero que en todo caso no ameritan ese tipo de castigos hacia las personas”, comentó.

De la misma manera, resaltó que fue una actuación desafortunada, pero en su momento fue reconocida por la entonces autoridad municipal y se ofrecieron todas las facilidades y recursos para atenderla y revertir el deterioro, proceso en el que también interviene el INAH para validar el proyecto y darle seguimiento.

Los trabajos de restauración para quitar la pintura amarilla tienen un costo de un millón 956 mil 897 pesos y estará a cargo de la empresa Grupo Celark S.C. y  contará con un año para llevar a cabo la reparación, que es el tiempo que tiene de vigencia el permiso del INAH.



MD