Familiares de internos en el Cefereso en Ocampo se han sentido angustiados debido a que no les dan ninguna información

Jonathan Juárez
Ocampo.- Flor vive en Irapuato, pero tiene a su hijo Raúl recluido en el Centro Federal de Readaptación Social número 12, en Ocampo, al cual visita aproximadamente cada dos meses.

Aunque tiene la posibilidad de ingresar cada 13 días al penal para hacer visitas a su hijo, se espera al menos 60 para regresar, pues económicamente se le dificulta asistir más seguido.

Desde el pasado lunes, no puede ver a su hijo debido a que no hay ningún tipo de comunicación para poder hacerlo.

Cefereso-en-Ocampo-2
Foto: Especial

Te puede interesar: Pide Prodheg espacios dignos en Ceresos de Guanajuato ante sobrepoblación

Como ella, muchos familiares viven actualmente en angustia, pues no saben las condiciones en las cuales se encuentren sus internos en el Cefereso de Ocampo.

“Los familiares que estaban formados ese día, fueron notificados ese día que las visitas se habían suspendido, hasta nuevo aviso. no les dijeron que había habido una falla en el sistema. Pero ellos se percataron que había una fuerte movilización de federales ingresando al Cefereso. Y que los trabajadores que iban a hacer el cambio de turno no podían ingresar. No hubo ni entradas ni salidas a partir de ese momento. Hubo familiares que pasaron la noche ahí con la esperanza de poder ingresar al otro día, pues vienen del sur de país y del norte, que han viajado muchas horas y han hecho un gasto fuerte. Entonces ellos escuchan balazos”.

Agregó que ingresaron autoridades y hay ambulancias en la zona, donde solamente se les pide que no se retiren. Para los familiares solamente hay rumores de una posible riña dentro del penal, así como una posible fuga.

Cefereso-en-Ocampo-3
Foto: Especial

No les dan información

Los primeros días en trabajo social del Cefereso en Ocampo aún se les contestaba, pero en últimas llamadas ya no se les ha contestado ni dado información.

“Lo que nosotros pedimos es que nos hagan saber qué está pasado. A nosotros nos genera preocupación, porque las personas del Cereso son déspotas. Tememos por integridad de nuestros internos. Si es que hubo motín, que haya represalias con todos, porque ahí pasa algo y a todos los castigan”, expresó.

Cada que va a ver a su hijo gasta mínimo mil 600 pesos, cuando se van a en camión, pero cuando toma taxi su cuenta sobre pasa los dos mil pesos, solo para ver a su hijo alrededor de tres horas.

Cefereso-en-Ocampo-4
Foto: Especial

No te pierdas: Persiste hacinamiento en cárceles de Guanajuato, pese a traslado de internos

Como ella, hay madres que gastan hasta cuatro mil pesos o más, depende desde donde se traslada, pero debido a la circunstancia, sus esfuerzos no han tenido frutos, pues no han logrado ver s sus hijos.

Hasta el momento, el gobierno del estado no se ha pronunciado respecto a este tema, pues ha señalado que se trata de una competencia federal.

EZM

https://t.me/periodico_correo