Onofre Lujano

Acámbaro.- La pandemia ha limitado los espacios para la práctica de los deportes en forma individual y de conjunto. Sin embargo, después de que algunas plazas han sido abiertas, en Acámbaro han organizado actividades como con el trompo, un juguete que ahora se ha convertido en la diversión de los acambarenses, donde campeones nacionales enseñan los secretos de las diferentes suertes en la plaza Hidalgo del centro de la ciudad.

Una de las personas que ha sido campeón nacional en esta actividad de bailar el trompo es Cecilio Salazar, y ahora trata de enseñar a los acambarenses. Menciona que existen 201 suertes siendo las más conocidas ‘La Cobra’ y ‘El rayo makuing’ o ‘ratón loco’, que comenzó a enseñar a jóvenes, niños y niñas sobre el cómo mover el antebrazo y los dedos para colocar el trompo en la palma de la mano.

Cecilio Salazar,  quien viene a la plaza Hidalgo cada fin de semana donde se reúnen decenas de personas para practicar y recibir enseñanzas del instructor,  menciona que la pandemia obligó a la gente y en especial a los niños y jóvenes a recurrir a los videojuegos,  donde no los ha estabilizado los juegos que practican con el ‘fastheshion’ la destreza va acompañado por el mecanismo electrónico y en cambio bailar un trompo es necesario aplicarse para que hagas las suertes mejor o igual que otros.

Comenta que es muy interesante que bailar el trompo hace recordar a los papás cuando ellos lo hacían, y actualmente los acompañan juntos con las mamás, “estamos organizando también que los concursos sean también entre los padres a la para que recuerden sus tiempos”, señaló.