Agencias

Ginebra.- Los casos de Covid-19 aumentaron un 10% en la última semana en Europa, informó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertando sobre una nueva ola del virus en un momento en que varios países intentan relanzar el turismo gracias a un pase sanitario.

“La semana pasada, el número de casos subió un 10%, debido al aumento de los contactos, los viajes y el fin de las restricciones sociales (…) Habrá una nueva ola en la región europea excepto si seguimos siendo disciplinados”, previó Hans Kluge, director de la OMS para la región, que incluye una vasta zona de 53 territorios.

La OMS atribuye la mayoría de estos casos a la variante Delta, surgida en India y mucho más contagiosa, que representará un 90% de los casos en la Unión Europea (UE) de aquí a finales de agosto, estimó la el Centro Europeo de Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

“A pesar de los esfuerzos considerables de los Estados miembros, millones de personas aún no están vacunadas” en la región Europa de la OMS, dijo Kluge.

Recordó que en agosto la región Europa de la OMS “no estará totalmente inmunizada” (63% de las personas de la zona esperan aún una primera dosis), será un periodo de vacaciones y habrá pocas restricciones y por tanto, más riesgos.

Un ejemplo es el macrobrote en Mallorca, en las españolas Islas Baleares, con casi 2 mil contagios tras un viaje de estudiantes para celebrar el fin del año escolar.

Unas 6 mil personas debieron respetar una cuarentena y ayer un barco burbuja con 118 estudiantes contagiados a bordo zarpó rumbo a Valencia, España, desde donde los jóvenes podrán regresar a sus ciudades tras dar negativo en los tests.

En Portugal, el gobierno anunció que restablecía el toque de queda nocturno a partir de hoy en 45 municipios, incluyendo Lisboa y Oporto, a causa de un recrudecimiento de casos, atribuido sobre todo a la variante Delta.

La OMS también instó este jueves a las autoridades de las ciudades que van a recibir los últimos partidos de la Eurocopa a ser especialmente vigilantes con los espectadores, incluso antes de su llegada al estadio y una vez lo abandonen.

En todo el mundo, la pandemia ha provocado casi 4 millones de fallecidos en todo el mundo y más de 182 millones de contagios desde diciembre de 2019.

América Latina y el Caribe es la región más golpeada por el virus, que dejó allí 1.2 millones de fallecidos y más de 37 millones de contagios confirmados.