Staff Correo

León, Gto. La investigación de la ejecución extrajudicial del joven migrante Leonardo Reyes Cayente, se encuentra en la antesala de la Fiscalía General de la República (FGR). La instancia federal, definirá si atrae el caso en el que se encuentran implicados cinco elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE).

En diciembre de 2020, se cumplieron dos años de cuando se le vio vivo a Leo por primera vez. Él se encontraba de visita con su familia en la comunidad de Corralejo de Abajo en San Miguel de Allende, pues desde los 17 años radicaba en los Estados Unidos.

La noche del 13 de septiembre de 2018, Leo fue asesinado por ellos agentes estatales, cuando estos recorrían la zona donde este se encontraba hablando por celular a su novia. Frente a los hechos, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, indicó que se habían defendido de un ataque perpetrado por una banda de maleantes.

Guadalupe Cayente con abogados del despacho Ornelas-Padierna Foto: Archivo

Desde entonces, el caso ha sido seguido por su madre Guadalupe Cayente Moreno, quien ha demandado justicia para su hijo, incluso frente al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Sin embargo, el 25 de marzo de 2020 la Fiscalía General del Estado (FGE) notificó el no ejercicio de la acción penal en contra de los cinco policías estatales acusados del crimen.

De forma paralela, la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Pdheg) dictaminó que los policías dejaron morir a Leonardo y violaron el protocolo aplicable, sin embargo, tampoco esclarecieron la participación real de los agentes de la FSPE.

A partir del archivo notificado por la FGE, el despacho Ornelas-Padierna solicitó junto a organizaciones civiles, la reposición de la investigación solicitando la atracción del caso por parte de la FGR. Medida que ya ha comenzado a tener los primeros resultados.

A través de la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato se informó que el despacho legal recibió la notificación de la admisión del análisis, por parte de la FGR, para verificar los datos para la atracción del caso.

“Nos llena de esperanza como equipo legal y a la familia de leo Reyes, el que el día de hoy recibimos la gran noticia que el caso Leo Reyes ha sido turnado a la Fiscalia General de la República, a la unidad especializada de atención al migrante, para que esta determine si el caso es atraído por la misma, no hemos descansando como equipo legal y la familia de leo Reyes en búsqueda de justicia”.

De acuerdo a los procesos legales, la FGR ahora deberá analizar las causas y características que permitan ejercer sus facultades, para investigar lo que la FGE desechó en primer instancia.

“Hago de su conocimiento que atendiendo a los lineamientos internos de esta Fiscalía General de la República (…) los hechos a que hace referencia fueron puestos en conocimiento del Maestro Javier Pérez Durón, Titular de La Unidad de investigación de Delitos para Personas Migrantes y el Mecanismo de Apoyo Exterior Mexicano de Búsqueda e Investigación, a fin de que informe si es deseo de esa Unidad ejercer la facultad de atracción que usted solicita”.

La FGR indicó en la comunicación que una vez que se tenga la respuesta que emita la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes, será puesta en su conocimiento, y se dará seguimiento a su solicitud.

La misiva está firmada por el encargado de despacho de la delegación de la FGR en Guanajuato, David Eugenio Carmona Álvarez.