Agencias

Tokio, Japón.- Aunque no habrá decisión oficial hasta final de marzo, los organizadores de Tokio 2020 tienen prácticamente decidido que el evento no contará con espectadores en las gradas venidos del extranjero, según funcionarios cercanos al asunto consultados por la agencia de noticias Kyodo.

Las fuentes -que pidieron anonimato- consultadas por la agencia nipona dan ya por hecho que la actual restricción fronteriza en Japón, que desde hace meses no acepta la entrada de no residentes debido a la pandemia, no se levantará dada la actual situación global en torno al Covid-19.

Uno de los funcionarios de estas fuentes subrayó que “prácticamente el rumbo ya está fijado” con respecto a no permitir la entrada de no japoneses que quieran ver los Juegos desde las gradas, según publica hoy Kyodo.

Aunque el comité organizador dijo el pasado miércoles que la decisión sobre la entrada de visitantes foráneos a Japón para asistir a los JJ. OO. no se anunciará hasta finales de mes, ayer mismo sus máximos responsables apuntaron a lo difícil que sería gestionar la entrada de público venido de fuera.

“Realmente nos gustaría que viniera gente de todo el mundo para llenar los estadios, pero a menos que estemos preparados para recibirlos y que la situación en Japón sea perfecta, causará tremendos problemas incluso para los visitantes de fuera”, dijo el viernes en rueda de prensa la presidenta de Tokio 2020, Seiko Hashimoto.

Aunque la tercera ola se ha dejado sentir en Japón, el país asiático es el miembro del G7 que de lejos mejor ha gestionado la pandemia, contabilizado hasta el momento algo más de 437 mil 400 casos de Covid-19 y 8 mil 132 muertes vinculadas a la enfermedad vírica.

ndr