Casi nadie denuncia robos a transeúnte

Staff Correo 

Estado.- Por desidia y ante la baja probabilidad en que el caso se resuelva, casi la totalidad de quienes sufren un asalto o son despojados de sus pertenencias en la vía pública, prefieren no denunciar.

Este fenómeno propicia que la mayoría de los delincuentes que se dedican a atracar transeúntes, gocen de entera impunidad y se dediquen a esa actividad durante meses y años, con la certeza de que prácticamente será imposible que acaben tras las rejas. 

El ejemplo más claro se observa en Irapuato, pues de los 117 reportes de robo a transeúnte que atendió la Policía Municipal entre enero y agosto, no se abrió una sola carpeta de investigación debido a que ninguna víctima denunció, según revelan informes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Donde sí se presentaron denuncias fue en León, con 40 en los primeros ocho meses del año; sin embargo, en el mismo periodo, la Policía local documento mil 483 asaltos a transeúntes. Esto significa que sólo una de cada 37 víctimas, dedicó tiempo en denunciar a quien lo despojó de sus bienes en la vía pública, para tratar que sea castigado.

En todo el estado, en total, entre enero y agosto se denunciaron 121 robos a transeúnte (74 con violencia y 47 sin violencia): el 0.5% de las 23 mil 319 carpetas de investigación que la Fiscalía General del Estado inició en general por el delito de robo.

“Sabemos quiénes son y nos van a seguir robando”

Nayeli García

Irapuato.- Federico es un repartidor de una empresa de muebles y electrodomésticos, quien continuamente es víctima de la delincuencia del municipios y aunque es una y otra vez asaltado por personas ya identificadas, prefiere no poner denuncia y entregar los objetivos de la compañía en la que labora, por su propia seguridad. 

“Sabemos quiénes tienen las tablet y las motocicletas, y no hacemos nada, por lo mismo, que nos tienen identificados y nos van a seguir robando, o peor nos vayan a dar un golpe mayor”, compartió. 

Mencionó que como repartidor tienen que ir a diferentes partes de Irapuato, y es en comunidades como Paso Blanco, el Serrano, en colonias como El Zapote y en otros puntos de la ciudad en donde ha sido más seguido víctima de la delincuencia en donde sujetos armados lo despojan de sus herramientas de trabajo como son la tablet e incluso ya tenido que regresar a pie de esos lugares, pues lo dejan sin sus vehículos, en espacial las motocicletas. 

Federico compartió que la empresa ya está enterada de esa situación y aunque los vehículos y los aparatos electrónicos tienen rastreadores, nunca los recuperan y a ellos les dicen que no hagan nada y no se resistan al asalto, por su seguridad, pues todos los objetos los tienen asegurados. 

“Todos están ubicados, sabemos en qué casa metan las motos y nos dice la empresa que entreguemos todo, que todo lo tienen asegurado”, compartió. 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Irapuato compartió que de enero a agosto los elementos de la corporación han atendido los siguientes reportes de delitos en la ciudad. 

Acudieron a 125 reportes de robo a casa habitación, a 591 reportes de robo a comercio, 80 reportes de robo a vehículo, 117 robos a transeúnte, 314 llamadas por homicidios dolosos y 123 delitos en contra de la salud. 

Nadie quiere morir así

“Sentir el metal frío de un arma de fuego en la frente, es algo inexplicable te llena de miedo… pues nadie se quiere morir así”, comentó Francisco ‘N’, un joven de 28 años de edad, quien no solo fue despojado de su dinero, sino también de su tranquilidad.

Contó a correo que hace poco más un año y medio, acudió a una empresa a realizar el pago de un producto que iban adquirir, -minutos antes había acudido a un banco para retirar 30 mil pesos en efectivo para hacer la compra programada-.

Fu labor consistía en hacer una serie de transacciones en el banco y luego hacer los pagos correspondientes de la empresa.

Ya en el banco contó que unos hombres llegaron en vehículo sin placas y con chalecos, “como de trabajadores, yo confíe (…) pero en ese momento se me acercan a mí y con una pistola y me dijeron que les diera mis cosas y el dinero que habíamos sacado”.

Pese a que después pidieron ayuda, una hora después fue cuando policías llegaron a su auxilio pero solo se limitaron a informar que tenían que hacer la denuncia.

“Es un deber ciudadano”

Gilberto Navarro

Guanajuato.- En la capital, aunque los ciudadanos desconfían de las autoridades, de ser víctimas de algún delito, sí denunciarían ante el Ministerio Público ya que es un deber ciudadano.

Correo realizó un sondeo entre la ciudadanía, para conocer la percepción que tienen los capitalinos sobre el trabajo de las autoridades de procuración de justicia, y se pudo saber que, la mayoría de los entrevistados tienen poca confianza en el trabajo de los organismos y en que los casos se resuelvan y aunque piensan que es irrelevante denunciar, es un deber ciudadano y como víctima.

Tal fue la opinión de José Manuel López y de Guadalupe, quienes señalaron que, al ser víctima de un delito, las autoridades no pueden hacer su trabajo, si no existe una denuncia de por medio.

“Tenemos que tener confianza y hacer las denuncias, aunque mucha de las veces no se resuelva, pero es su trabajo, aunque a veces hacen justicia con quienes no deben y con los delincuentes no”, indicó.