Redacción

California, EE. UU.- Un derrame petrolero ensució las playas populares del sur de California este domingo y mató a animales silvestres, llevando a los cuerpos de rescate a tratar de contenerlo antes que contaminara a otras tierras protegidas.

Por lo menos 98 mil 420 litros (126 mil galones) fueron derramados en las aguas del condado Orange, según un comunicado de la municipalidad de Huntington Beach, una localidad de unos 199 mil habitantes —a unos 48 kilómetros (30 millas) al sur de Los Ángeles—.

“El derrame petrolero ha afectado significativamente a Huntington Beach, causando un sustancial impacto ecológico en la playa en la ciénaga de Huntington Beach”, dice el comunicado.

Se estima que unos tres mil barriles de crudo se derramaron de la plataforma Elly, operada por Beta Offshore, este sábado, provocando la preocupación de las autoridades locales y el cierre de las playas, por motivos de seguridad.

El derrame mató a gran cantidad de peces y aves, reportó Los Angeles Times. Barcos de la Guardia Costera trataron de colocar barreras marinas para evitar que el aceite llegue a la Reserva Natural Bolsa Chica.

Una franja de 6.5 kilómetros (cuatro millas) de playas fue clausurada, desde Huntington Beach hasta Santa Ana River. Una exhibición aérea que usualmente atrae a miles de personas a Huntington Beach tuvo que ser cancelada.

Los Angeles Times reportó que el derrame al parecer se originó por la rotura de una tubería. El comunicado de Huntington Beach indicó que “si bien el derrame no ha sido detenido totalmente, se ha logrado controlar en algunos sectores”, pero todavía hay que realizar algunas reparaciones.

Se movilizan en las costas

Newport Beach movilizó sus recursos y equipos de emergencia para proteger su territorio ante la eventual llegada de la mancha de petróleo que, según sus estimaciones, iba a tocar tierra por la noche, mientras que las autoridades de la cercana Huntington Beach, otra ciudad afectada del condado de Orange, cerraron la playa y el acceso al océano.

Por su parte, la alcaldesa de Huntington Beach, Kim Carr, describió la situación como un “potencial desastre ecológico”. El petróleo ya llegó a la costa de la ciudad, donde empezaron a encontrar a pájaros y peces muertos.

Además, afirmó a los reporteros que “parece que el petróleo ha llegado a la ciénaga de Talbert”, hogar de unas 90 especies de aves.

La representante de Beta Offshore, Kate Conrad, comentó a Los Angeles Times que los trabajadores se apresuraron a cerrar el oleoducto y utilizaron equipo de presurización para recuperar la mayor cantidad de petróleo posible después de que se diera a conocer el derrame. Sin embargo, el crudo aún seguía filtrándose al océano en la madrugada del domingo, de acuerdo con el comunicado de la Alcaldía de Huntington Beach emitido en la madrugada.

Por el momento, se desconoce las causas del derrame y las autoridades de California trabajan en la contención de la mancha negra. A su vez, el Departamento de Pesca y Vida Silvestre del estado (CDFW, por sus siglas en inglés) movilizó a los contratistas de limpieza y vigila la zona.

El peor vertido de petróleo ocurrido en las aguas de California se produjo cerca de Santa Barbara en 1969, cuando entre 80 mil y 100 mil barriles se vertieron durante 10 días y causaron la muerte de unos tres mil 500 pájaros, así como otros animales como delfines y leones marinos.

ac