Jazmín Castro

León.- El elemento de Tránsito Municipal que resultó lesionado por un disparo de arma de fuego cuando delincuentes intentaron robar un cajero, no portaba un arma para defenderse, ni chaleco antibalas.

Fue el pasado lunes cuando delincuentes se encontraban robando un cajero en el bulevar Delta, cerca de las 6:00 de la mañana.

En ese momento, dos agentes que patrullaban por el lugar se percataron del robo e hicieron su trabajo, tratando de inhibir el robo, pero los delincuentes respondieron a balazos e hirieron a Francisco N., quien horas después de la agresión fue dado de alta ya que la bala no dañó órganos vitales.

Tras los hechos, la Secretaría de Seguridad Pública, a través de un comunicado, resaltó el ‘acto heroico’ del agente, y cómo no, si el elemento no portaba chaleco para proteger su vida, ni un arma de fuego para enfrentar a los delincuentes.

El secretario de Seguridad, Mario Bravo Arrona, reconoció lo antes mencionado y se limitó a informar que los chalecos no alcanzan para todo el personal.

“Recordemos que tenemos un número importante de Tránsito Municipal que traen chaleco, no todos y lamentablemente estos compañeros no traían este tipo de protección personal, y no porque no esté asignado, pero no alcanzamos”, comentó.

Finalmente, reconoció que los elementos se salvaron derivado de su reacción al bajar de la unidad y resguardarse para salvar su vida.

EZM

También puedes ver: