Jessica de la Cruz

León.- En el marco del Día Internacional del Medio Ambiente que se celebra este sábado, la administración municipal de León ha quedado a deber en el tema, así lo señalaron los grupos ambientalistas.

Como parte de los compromisos ambientales que lograron, está la protección del Área Natural Protegida de La Patiña, con una superficie de cinco mil 855 hectáreas, 14 mil arbustos y el bioreactor Green Light.

Sin embargo, se encuentra el contraste con el número de talas del arbolado en la ciudad, porque de octubre del 2018 a octubre del 2020 se habían talado cuatro mil 275, y el dato más actualizado no se encuentra en la página web oficial de Gestión Ambiental.

Respecto a esta fecha conmemorativa, el ambientalista y representante de la Fundación Rescate Arbóreo A.C. (Fura), Ricardo Ibelles, comentó en el tema de la biodiversidad la administración dejó “un mal sabor de boca”, porque hicieron modificaciones a la paleta vegetal y se dejó de privilegiar la prédica de las especies nativas.

Uno de los principales objetivos de conmemorar el Día Internacional del Medio Ambiente por parte de la Asamblea General de las Nacional Unidas es sensibilizar a la población mundial en temas ambientales y que se intensifiquen las políticas ambientales, así como conservar la mayoría de sus ecosistemas.

Durante el 2019 y parte del 2020, la dependencia centralizada Medio Ambiente León invirtió en varios estudios, entre ellos iTree, que es se encarga de conocer en qué condiciones se encuentran los suelos, subsuelos, contaminantes en el ambiente (aire principalmente), así como la calidad de vida de sus árboles, plagas, tiempo de vida, entre otros.

Las estadísticas arrojaron que, en León, más del 40 por cierto de sus suelos y subsuelos presentan problemas de contaminación y uno de los factores principales son causadas por la erosión qué hay en sus suelos, falta de hidratantes en la tierra y se suman los nutrientes, la causa principal falta de mantenimiento.

Otro problema, el manejo del arbolado principalmente el tema de las plagas y su mantenimiento. Ibelles agregó que, aunque el municipio sea participe en firmas de acuerdo y otros, en la práctica hace falta mucho por hacer.

“Aparte de firmar… es actuar. Porque una rubrica en un documento no es un compromiso de ninguna índole, ya lo vimos con el compromiso de la paleta vegetal, lo hemos visto con el incumplimiento de las medidas de mitigación del SIT, del bosque SIT que no se ha construido y venimos arrastrando varias mitigaciones”, agregó.