Luis Telles

Valle de Santiago.- Fueron necesarias seis horas y unas 200 fotografías de los desaparecidos en México, para que la Caravana Internacional de Búsqueda pudiera obtener cuatro nuevos ‘rayos de esperanza’ para localizar a sus seres queridos, luego que fueron reconocidos por presos del Cereso Mil de Valle de Santiago.

Los 20 colectivos de búsqueda de desaparecidos —que recorren el estado desde el inicio de la semana recolectando indicios para hallar a sus seres queridos— llegaron aproximadamente a las 10:00 horas de este jueves al Cereso Mil de Valle de Santiago para entrevistarse con los presos de la sección varonil y femenil.

Como resultado de tal indagatoria, en la que en promedio se mostraron 200 fotografías, los colectivos obtuvieron cuatro nuevos positivos —dos del área femenil y dos de la varonil— que se procesarán para agilizar la localización de la misma cantidad de desaparecidos.

A decir de los integrantes de los colectivos, dos de ellos serían desaparecidos del estado de Veracruz, en Poza Rica y Orizaba, y corresponderían a un hombre y una mujer, respectivamente. Mientras que los otros dos serían de Guanajuato.

Estas cuatro pistas se suman a las 11 obtenidas el día de ayer en el Cereso de Irapuato, para un total de 15 nuevas huellas y abre “una esperanza de vida” para los familiares buscadores de toda la República, quienes sumarán estos datos para continuar la investigación.

“Encontrar un posible positivo es el principio del hilo de la investigación, de ahí se va a fondo para una investigación formal que permita la localización”, recordaron.

Señalaron que es el principio del hilo de una investigación más a fondo, para poder encontrarlos, “no basta con encontrar un posible positivo, es necesario investigar donde está actualmente” subrayaron.

Por todo Guanajuato

Luego de su visita en el Cereso de Irapuato y haber localizado 11 posibles positivos donde algunos reos afirmaron conocer a varios de los desaparecidos y llenaron de esperanza a los familiares, este jueves los colectivos se dirigen al Cereso Mil de Valle de Santiago con la esperanza de dar con más posibles positivos.

Durante una entrevista, Julio Sánchez explicó que un posible positivo es cuando un interno reconoce alguna de las fotos que se les muestran.

“Desde ahí nace la posibilidad de encontrar con vida a una persona, ayer en el Cereso de Irapuato surgieron 11 posibles positivos”, dijo.

Afirmó también que ellos no están en busque de los presuntos responsables de las desapariciones.

“No abordamos esa línea de investigación, eso ya le corresponderá a otra instancia, nosotros lo único que hacemos es buscar a nuestros hijos, hijas desaparecidos”, aclaró.

Hay empatía de los reos

El representante de los integrantes de la caravana internacional, también dijo que, se tuvo una buena empatía de parte de todos los presos, quienes revisaron detenidamente las fotografías, aunque desafortunadamente solo hayan surgido 4 posibles positivos.

Dio a conocer que, antes de pasar con los internos, para hacer el pase de lista y que revisen las fotografías, realizan una concientización con los reos, un tema que ha surtido efecto porque sí les han ayudado mucho.

 Del colectivo Unidas por Nuestros Desaparecidos de Córdova y Poza Rica, dieron a conocer que, en el Cereso Mil de Valle de Santiago obtuvieron datos muy concretos de dos familiares desaparecidos, por lo que iniciarán la búsqueda de forma inmediata y, a la familia para no dar falsas esperanzas, se les dará por enterados de una forma especial, porque tienen que saber.

 “Es de mucho aliento para nosotros que andamos buscando a nuestros familiares, para nosotros es una esperanza de vida un posible positivo… por eso no debemos perder la esperanza, nos da alegría el saber que una compañera puede encontrar la paz al encontrar a su hijo”, señalaron.

 Más de 2 mil 500 desaparecidos en Guanajuato

Julio Sánchez Pasillas dijo que, de acuerdo al registro nacional de victimas, a nivel nacional son más de 85 mil desaparecidos, de los cuales 2 mil 500 corresponden al estado de Guanajuato, sin embargo, saben que en todo el país, hay muchas personas que no denuncian y es por eso que no entran a las estadísticas, “por eso sabemos nosotros que es más del doble”.

 Señaló que, son múltiples las causas de las desapariciones; secuestros, levantones, pero también hay más de 40 mil personas que no han sido identificadas en los Semefos (Servicio Médico Forense) de toda la República Mexicana, lo que representa otra instancia de búsqueda, “ahí no sabemos las causas por las cuales murieron”.

Cuando hay voluntad de autoridades, es diferente.

Precisó que, con voluntad de las autoridades se pueden hacer muchas cosas, aunque en este tema de desaparecidos existen diferentes voces, opiniones, pero lo cierto es que no quieren decir cosas que no les sucedieron, por lo que su caso, como Caravana Internacional de Búsqueda de Desaparecidos, todas las autoridades se han mostrado abiertas y les han apoyado.

 “A veces se batalla para entrar a un Cereso, ahora claro, con ciertas restricciones, nos permitieron entrar a 40 personas, nos han apoyado bastante, inclusive aquí (Salamanca) estuvimos en el gimnasio (unidad deportiva) que nos brindaron un techo, un lugar dónde dormir. Yo mentiría si dijera que a nosotros nos han tratado mal, no es cierto, nos han tratado bien, sin embargo, no sé a los colectivos locales, se escuchan voces distintas, pero yo no puedo hablar por ellos”.

Búsqueda acaba con su patrimonio pero no con su fuerza

Oscar Javier Muñoz Aguilar representante de la Asociación Buscando Hasta Encontrarte A.C. de Hidalgo, dijo que, el busca a su hijo Oscar Javier, desde el 28 de noviembre del 2008, por toda la República Mexicana y lo que ha logrado, es que haya dos personas detenidas.

 Sin embargo, cuestiona, de qué le sirve que estén detenidas, si no le dan razón de su hijo, “desgraciadamente así esta esto, no sé si estén las autoridades coludidas, pero el problema es que hay detenidos en estado de Hidalgo, pero no me dan razón de mi hijo”.

Contó que su hijo fue privado ilegalmente de la libertad y las dos personas detenidas, son quien lo entregó en una camioneta con gente armada y el jefe de seguridad del bar donde estaba su hijo, “pero no me dicen qué fue de mi hijo, qué paso”.

Comentó que ya han transcurrido casi 13 años, pero para él, es como si hubiera sido hace media hora o quince minutos “la fuerza creo la tenemos desde los 5, 10 minutos que se llevaron a mi hijo, empecé a buscar y hasta ahorita no he parado de buscarlo, he pasado por la mayor parte de la República.

 Ha sido un peregrinar fuerte, por la impotencia, el coraje, por la manera que nos tratan ciertas autoridades de diversos estados… nos niegan la información, no nos permiten las búsquedas como deben de ser, yo antes las hacía por medio de Ministerio Público federal, antes SIEDO, me acompañaban por todo el estadio de Hidalgo, registrando Ceresos, centros de adicciones, siquiátricos”.

 Dijo que, tuvo un receso para seguir en la búsqueda, porque económicamente anduvo mal, por todo lo tiene que costear: viajes, comidas, para ir a recoger oficios a México, para ir a tocar puertas para que le den entrada a la averiguación previa, “todo es difícil, todo es dinero y desgraciadamente tenemos un patrimonio que hicimos durante años y hoy se ha ido desgastando”.

 Finalmente señaló que, las caravanas son la manera de llegar a las autoridades, porque así les facilitan los informes y el acceso a mucha información, lo cual es un gran apoyo. “Las autoridades se sensibilizan y nos apoyan de esa manera, dándonos la información, que es lo único que queremos, que nos faciliten las cosas”.

 Sandra Mercado Sánchez y Karla Martínez del colectivo de búsqueda de personas de la ciudad de Irapuato, dijeron que, gracias a la apertura de las autoridades estatales, iniciarán las gestiones para visitar todos los Ceresos en el estado y después en caravana visitarán los de otros estados.

Antecedentes del Cereso Mil

El Cereso Mil ha sido escenario de diversos casos de abuso, golpes y vejaciones contra sus internos, los reportes de riñas y asesinatos ocurridos al interior de este centro, hicieron crisis durante 2020.

El pasado mayo de 2020, se reportaron conflictos entre internos, cuando se reportó una riña en uno de los patios, presuntamente entre reos pertenecientes al Cártel Santa Rosa de Lima y al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Otro hecho fue donde dos custodios del Cereso fueron heridos de gravedad, en una emboscada en la entrada a Pueblo Nuevo.

El último hecho violento se registró el pasado 22 de abril de este año, cuando Oscar Guillermo Ríos Álvarez, exdirector del Cereso Mil, fue atacado cuando hombres armados descendieron de una camioneta y comenzaron a dispararle en repetidas ocasiones.

Ver nota: Cereso Mil: historial de abusos, violencia y riñas entre presos

Te podría interesar: Caravana de Búsqueda se hace sentir en Irapuato: “ni un desaparecido más”

SZ/ndr