María Espino

Guanajuato.- Cientos de personas invaden las calles del centro histórico de la capital entran y salen de negocios haciendo compras navideñas de último momento.

Los datos que todos los días ha informado la Secretaría de Salud sobre el aumento de contagios de COVID-19 no han sido suficientes para evitar que la gente salga de sus casas cuando no es necesario que lo hagan.

Este jueves el Secretario de salud, Daniel Díaz Martínez, anunció que se adelantó el cambio de semáforo a color rojo, situación que para todos los guanajuatenses fue sorpresivo sin embargo ni así la ciudadanía evita andar en la calle, formado en largas filas esperando por ingresar a algún negocio a comprar algún articulo.

Personal de bares y restaurantes lamentan el cambio de semáforo ya que tendrán que cerrar hasta nuevo aviso, lo cual les generará pérdidas económicas y prevén que algunos negocios no resistan y quiebren, por ello esperan que al menos la noche de este jueves haya buena afluencia y generar alguna ganancia antes de cerrar sus puertas.

DM

Tal vez te pueda interesar: