Redacción

Guanajuato.- Al “Torito” fue a parar una capitalina que de manera imprudente y en severo estado de ebriedad conducía un carro del que perdió el control cuando circulaba al interior del túnel Ponciano Aguilar cocando contra la pared rocosa lo que ocasionó daños materiales en la vialidad.

El hecho se registró minutos después de las dos de la madrugada de este domingo y fueron elementos de Policía Vial municipal quienes se hicieron cargo del asunto.

La mujer fue llevada a barandilla y ahí le aplicaron la prueba de alcoholemia resultando con 0.79 miligramos de alcohol en la sangre lo que significa que no estaba apta para conducir el carro. Se estima que los daños que ocasionó asciende a unos 20 mil pesos.

María Rosario N. es la mujer que conducía en severo estado de ebriedad un auto tipo sedán Volkswaguen negro, el cual fue remolcado y resguardado en una de las pensiones ubicadas al sur de la capital.

La detenida fue remitida en barandilla en dónde quedó puesta a disposición del Juez calificador en turno quien se hizo cargo de deslindar responsabilidades ya que se ocasionó daño a la pared recosa y en el camino al interior del túnel antes referido.

LC