Karla Silva

Silao.- Campesinos de Guanajuato requieren de un fondo económico de apoyo para que el precio del maíz y del sorgo alcance los 5 pesos por kilo, pues aseguran que el pago que ofrecen los acaparadores de grano, es muy bajo.

En representación de la zona Silao-Irapuato-Romita, Jesús Marmolejo Ramos, presidente de la Sociedad de Porcicultores, Ganaderos y Agricultores del Campo del Bajío, expuso que recientemente sostuvo un encuentro con el diputado presidente de la Comisión de Fomento Agropecuario en el Congreso local, Paulo Bañuelos Rosales, a quien le fue solicitado el respaldo hacia los trabajadores de la tierra. No han tenido respuesta.

Preocupado por las afectaciones económicas de sus compañeros, detalló que “Le proponíamos que nos ayudara (…) el precio del maíz los grandes acaparadores los están pagando en 4.30 y 4.20 (pesos por kilo), y no llega ni a los 4.50. Queremos pedirle al Gobernador y a nuestros diputados que propongan una bolsa de recursos, para que nos den un estímulo para que (la percepción monetaria) llegue a los 5 pesos el maíz, mínimo, y el sorgo por igual”.

Ante la situación que enfrentan los pequeños productores causa de la pandemia del coronavirus, Marmolejo Ramos enfatizó en que se requieren 240 millones de pesos para “salir del problema”. Al mismo tiempo lamentó que los representantes populares “no tengan atención en la gente del campo”. “Somos gente de a pie, gente que requerimos y ahorita con la situación de la pandemia, no podemos salir aun. Nos dejaron solos, totalmente”.

Actualmente la producción de estos granos de temporal por hectárea es de aproximadamente 3 toneladas, en comparación con las 5 a 7 toneladas que se generaban años atrás, lo que afecta todavía más a las familias que dependen de estos recursos. En la zona la cosecha comenzó el 15 de octubre.

AC