Óscar Jiménez

León.- En las últimas finales, no se había visto ese ‘Tiki-taka’ entre los entrenadores. Previo a los cotejos importantes, los directores suelen mostrarse mesurados o distantes; pero no fue así esta ocasión, pues en lo que parecía más una charla amena entre ambos que una conferencia de prensa, tanto Ariel Holan, entrenador del Club León y Diego Cocca, del Atlas, coincidieron en el respaldo a sus planteles.

Antes de culminar con un abrazo de lo que pudiese despertar una amistad entre argentinos que se encuentran instalados en una final, Ariel Holan consideró que pasa a segundo término las posiciones en la tabla con las que se terminó el torneo, o el embalaje de los cuadros. Al Atlas, lo ve como un rival de cuidado.

“Atlas es un gran equipo, está muy bien estructurado, por ese motivo alcanzó el segundo lugar en la liga y por eso está en la final. Cada entrenador decide cómo debe de jugar el partido y soy muy respetuoso por ello”.

“Cuando los equipos juegan de igual a igual, cada uno debe de tener una estrategia. Uno diría que siendo defensivo no se puede llegar una final. El fútbol no se divide en ofensivo y defensivo sino que cada equipo tiene su sistema”, explicó Holan ante el cuestionamiento de si los Rojinegros eran más difíciles de ‘roer’ por el planteamiento del orden defensivo.

En su momento, Cocca y Holan se toparon en Argentina, donde inclusive, les tocó disputar el clásico Racing-Independiente, uno de los más emblemáticos de aquel país. Aunque reconocen, ambos, que no se conocen más allá de la labor técnica, el reencuentro en México les ha sido significativo.

“Esta es otra historia, estamos en otro país. Estoy contento de jugar con Diego, y el defiende una camiseta y son historias diferentes (…) Jugar primero de local tiene sus ventajas y sus desventajas, no tengo preferencias”, finalizó Holan.

El equipo es para el presente y el futuro

Aunque ahora disputan una final, misma a la que no podían acceder desde hace 22 años, la idea de los Rojinegros del Atlas es implantar un equipo que perdure para el futuro.

A decir por el entrenador, Diego Cocca, el estar instaurados en la última fase del torneo sólo es parte de la proyección que se planificó a su llegada. Por los jóvenes canteranos, ve más al Atlas, como un equipo consolidado en el futuro.

“Jugar una final implica un montón de cuestiones más complejas. Hay una evolución, que somos un equipo mucho más joven e iniciamos este torneo con mayor incertidumbre sobre cómo se acoplaban los refuerzos”.

“Estamos implantando una ideología, una manera, una identidad. Se llegó a un once al que se le puede dar continuidad y somos un equipo joven y estamos tratando de construir jóvenes con regularidad. Estamos construyendo un equipo para el presente y para el futuro”, consideró Diego Cocca.

Al final, ambos entrenadores coincidieron, a pesar de las risas y la cesión -amena- de palabras durante la conferencia, que no se conocen lo suficiente, a pesar de compartir patria, historia y futbol. Y es que, pareciera que así es el balompié: muchas veces, se conoce más al otro por lo que propone en el campo que por otra cosa.

“A veces nos pasa a los técnicos que nos imaginamos cosas por lo que uno piensa y no podemos conocernos tanto”, finalizó Holan.

LC