Camino a espaldas del Congreso es un “arañazo a Guanajuato”

María Espino

Guanajuato.- Integrantes de grupos ecologistas en la Capital como Movimiento Colibríes de Guanajuato, Guardianes del Camino Antiguo de Marfil y Guanajuato Despertó, acudieron este jueves a realizar un recorrido por el camino que se abrió, de manera presuntamente clandestina, por el cerro en la parte trasera del Congreso del Estado, además llevaron unos 30 árboles para plantarlos en la zona y comenzar a reforestarla, a fin de reparar el daño ecológico que, aseguran, se ocasionó al abrir este acceso.

Correo estuvo en el lugar y observó que al paso de las maquinas con las que abrieron este camino se derribaron huizaches, magueyes, garambullos, nopales, cardones, entre otras especies que permanecen tiradas a un costado del acceso.

Respecto a la afectación, los ecologistas acudieron a la zona a realizar una evaluación del daño y adelantaron que en próximos días volverán a plantar árboles y a manera de protesta cerrarán el acceso con un ‘cerco humano’, pedirán a las autoridades competentes que aclaren el tema y reparen el daño.

Domingo: Reforestación y cierre de camino

María Esther Arteaga, ecologista y extitular del Implan en la pasada administración, invitó a la ciudadanía a sumarse durante la protesta que realizarán en próximos días, para que apoyen a plantar distintas especies con las que se reforeste y cierre el camino que, si bien reconocen que quizás tiene dueño, resaltan que se trata de un Área de Conservación Ecológica y no se puede hacer obras sin los debidos permisos federales, estatales y municipales.

Negaron que se pueda cambiar el uso de suelo tan fácil como lo declaró el titular de Ordenamiento Territorial, Juan Carlos Delgado Zárate, pues recordaron que el área está protegida por el Plan de Ordenamiento Territorial Municipal vigente del 2012, e invitaron al funcionario a sustentar su dicho con base en el marco jurídico, pues aseguran que en ningún punto encuentran que se pueda cambiar el uso de suelo de las Zonas de Conservación Ecológica, ya sea para abrir caminos, fraccionar o industria ligera.

Señalaron que, como ecologistas, ven un daño ambiental muy serio en donde se empleó un proceso fuera de norma y apuntaron que de no hacer nada para revertir la afectación estarían dando pauta para que lo mismo se replique en cerros como Los Picachos, La Bufa, etc.

Reprueba OCG camino

El Observatorio Ciudadano en Guanajuato (OCG) se pronunció en contra de haber abierto camino sobre el cerro a espaldas del Congreso del Estado, hecho que calificaron como un “arañazo a Guanajuato” que lastima a la sociedad capitalina, hecho por el cual consideran que se debe abrir un proceso penal y se sancione a quien resulte responsable.

Guillermo Silíceo, presidente del OCG, resaltó que esa zona está catalogada como Área de Conservación Ecológica, y señaló que los ciudadanos deben implementar acciones para evitar que sigan afectando las áreas verdes que de la Capital.

Silíceo señaló que en esa obra hay intereses particulares muy fuertes pues dijo que es  ‘increíble’ que la autoridad municipal no se haya dado cuenta de esa obra y mucho menos que a varias semanas de que se hizo público el tema no sepan el nombre de los responsables y estén a la espera de que  alguien se presente a reclamar que tiene derechos adquiridos en esos terrenos luego de haber ocasionado un daño, por lo que resaltó que hay ‘intereses obscuros’.

También lee: