Fernando Velázquez

León.- El retroceso en el semáforo estatal de reactivación a color naranja todavía no provoca cancelaciones de eventos sociales, pero sí ha añadido incertidumbre a los organizadores y también se han visto recortes en los aforos de los mismos.

Así lo reconoció el presidente de la Industria de Reservaciones y Servicios de Alimentos en el Bajío (Irysa), Christian Torres Gutiérrez, quien apuntó que hasta el momento, este cambio en el semáforo no se ha traducido en que personas que planean realizar algún evento esta temporada final del año, se echen para atrás.

Sin embargo, reconoció que una muestra de la incertidumbre que creció con la llegada del color naranja al semáforo, es que los eventos que empresas organizaban de fin de año se han reducido hasta en un 95%, y ahora a lo mucho hay programado uno por cada fin de semana, cuando el año pasado estaban reservados todos los días.

“Los eventos que ahorita se están realizando son los eventos pospuestos durante los seis meses de pandemia; ahorita volver a moverlos ya prácticamente estaríamos hablando de cancelaciones, que eso no nos ayuda en nada como tal”, indicó.

No obstante, también señaló que afortunadamente, a partir de que este sector reanudó actividades, las cotizaciones y contrataciones para el siguiente año, han crecido entre un 30 y 40%, aunado a que hay una mayor conciencia por parte de los clientes.

“El problema seguirá”
El diputado federal Héctor Jaime Ramírez Barba señaló que mientras el gobierno federal siga sin tener una estrategia más agresiva para detectar los casos de Covid-19, no importa el color en el que esté el semáforo de reactivación, la tendencia creciente de la pandemia continuará.

En conferencia de prensa, el integrante de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados criticó que pese a la pandemia y el reto que ésta ha representado para todos los sistemas de salud, el Ejecutivo Federal recortó 16% el presupuesto para salud a nivel nacional, con lo cual no se avizora que pueda contratarse más personal, adquirir más equipamiento o generar más infraestructura hospitalaria para atender la contingencia sanitaria.

AC