Top 5 Vida Pública

Cambia Covid procesos funerarios en el estado

Silvia Sandoval

Irapuato.- Los trabajadores y dueños de funerarias en Irapuato, que ya conocen bien cómo prevenir enfermedades, están implementando protocolos aún más estrictos para manejar cuerpos infectados con coronavirus.

A las familias de personas que mueren por cualquier causa, no solo Covid-19, se les pide que conmemoren a sus seres queridos en eventos breves, o que cambien o pospongan servicios funerarios. También que reduzcan el número de asistentes, y que utilicen cada vez más las herramientas en línea. Es así como ahora se llevan a cabo los servicios funerarios.

“La gran mayoría de las familias entiende”, dijo Miguel Bretón, propietario de los servicios funerarios Sociedad Humanista San Miguel, que está limitando los servicios privados junto al féretro a 10 personas o menos para cumplir con las pautas provistas por la Secretaría de Salud. “No los satisface, pero entienden que la seguridad es más importante”.

Explicó que el personal que labora en su empresa, están preparados para manipular y trabajar con los cuerpos de personas que murieron por covid-19. “Tenemos hornos crematorios, y ahora con la pandemia los cuerpos deben ser incinerados, hay mucha gente que no quiere, pero por cuestiones de salud y por protocolo se deben incinerar y nuestros trabajadores están capacitados y toman las medidas precautorias para trabajar con los cuerpos y evitar contagios” explicó.

A medida que los trabajadores de las funerarias manejan más cuerpos potencialmente infectados con el virus, están duplicando sus precauciones habituales, “Todavía no estamos seguros de cuánto tiempo permanece el virus en el tejido humano muerto”, dijo.

Los protocolos de salud indican que los trabajadores que transportan cuerpos de personas que han muerto por Covid -19 deben usar máscaras sobre la boca y la nariz porque los cuerpos pueden exhalar el virus cuando se mueven.

En las funerarias y cuando los retiran de los hospitales, los trabajadores deben usar bolsas dobles para contenerlos, además de desinfectar el exterior de las bolsas para cadáveres y seguir las precauciones de embalsamamiento para los virus difíciles de matar.

Funerales en línea

Por su parte, José Martínez empleado de Funerales Hernández, aseguró que desde que inició la pandemia la mayoría de funerales se están haciendo por internet, para proteger al personal, las familias y los invitados de posibles infecciones.

Como resultado, aumenta la demanda de transmisiones virtuales de funerales y otros servicios en línea. Los sitios web de las funerarias han visto un “tremendo aumento” en el tráfico en línea. “La capacidad de transmitir un servicio se ha convertido de pronto en la tarea más importante de una funeraria”, dijo José Martínez.

Aun así, es difícil para las familias que no pueden llevar el luto habitual. Por ello, en Irapuato, se conserva la tradición de velar el cuerpo en una capilla, pero con restricción de entradas a los familiares y amigos, se tiene en la puerta a un vigilante que se asegura que en capilla sólo entren 10 personas por velatorio, y al entrar pasan por el filtro de sanidad y deben de traer cubrebocas, no entran personas de la tercera edad, niños ni mujeres embarazadas.

EZM

Otras noticias