Calculan hasta 400 toneladas de producto perdido en SAOSA

El propietario reprochó la falta de apoyo del gobierno tras el percance. Foto: Israel Gallardo

Actualmente, los 20 empleados de la planta se ocupan de su limpieza, detalló el propietario

Redacción

SALAMANCA, Gto.- Entre 300 y 400 toneladas de producto perdido fue el saldo de la empresa SAOSA, así lo dijo Enrique Murillo, dueño de Acero de Occidente, S.A.

El propietario reprochó la falta de apoyo del gobierno tras el percance. Foto: Israel Gallardo
El propietario reprochó la falta de apoyo del gobierno tras el percance. Foto: Israel Gallardo

Esto, luego de que las instalaciones se inundaran, permaneciendo así alrededor de tres semanas, el dueño destacó que la electricidad fue reconectada, pero los trabajos aun no arrancan de lleno, ya que primero están haciendo labores de limpieza los poco más de 20 trabajadores que tiene la empresa “el día lunes regresó la luz, pero estamos limpiando no hemos producido ni un kilo, nada, es limpiar las plantas, materiales en eso vamos, nuestros trabajadores están limpiando, en perdidas, no quiero ver cuánto perdimos, lo que quiero es empezar a trabajar” destacó el empresario.

Murillo señaló que la pérdidas oscilan entre 300 y 400 toneladas de producto, el cual ya se considera perdido, señaló que hubo clientes molestos al ver que SAOSA no pudo surtirles, Enrique Murillo, señaló que aún no se tiene un monto económico en cuanto a las pérdidas, y aseveró que lo que quiere es volver a producir, en lugar de estar pensando en lo perdido. “Pérdidas, entre 300 y 400 toneladas que no hemos producido, más o menos ya son tres semanas que no producimos, ya se perdió, lo que no pudimos vender esas tres semanas, alguien ya los vendió”, lamentó el dueño de la empresa fundidora.

graf-1

Clientes, en espera

El propietario señaló que aun después de tres semanas, tiene clientes que están a la espera de que vuelva a arrancar la producción, pero a quienes ya tenían pedidos hechos, se les surtió con producto de Guadalajara. “Sí hubo clientes que se molestaron, hubo otros que los atendemos y mandamos material de Guadalajara, los que ya traemos pedidos, de Guadalajara se surten, pero para nuevos pedidos no hemos avanzado nada y ahorita tenemos un cliente de Aguascalientes que nos está esperando para surtir y producir”, destacó.

De igual manera, el señor Murillo dijo que ninguna autoridad, ni estatal ni municipal, tendió una mano para resolver la inundación de su empresa, aunque señaló que la empresa Mazda, instalada justo detrás de SAOSA, sí recibió apoyo oficial. “De gobierno del estado nadie nos ayudó. Les devolví la llamada, y ya nadie me contestó, así como del gobierno municipal. Por nuestros propios medios tenemos que salir adelante. Una cosa es la fuerza de la naturaleza, pero a Mazda le hicieron un bordo muy padre para que no tuviera problemas, y el agua me la echaron a mí”, dijo.

Comentarios

Comentarios