Jessica de la Cruz

León.- Si llegaron a vender entre un 10 al 20% de sus productos o servicios que ofrecen las papelerías, centros de copiado, de venta mochilas y maletas durante los últimos siete meses del año, fueron buenos.

Lo anterior ya que la mayoría de ellos se vieron en la necesidad de cerrar por lo menos un mes y medio, ya sea por iniciativa propia o porque las autoridades municipales los obligaron a cerrar sus comercios debido a la pandemia.

Ante ello, sus ventas también se vieron afectadas por sus clientes que son potenciales como las escuelas que ahora están cerradas, no importa el grado académico a todos les afectó por igual, son negocios que dependen de la educación.

Ni siquiera se han recuperado en sus ventas, todo lo contrario, han utilizado sus ahorros para pagar gastos corrientes y nóminas, y el gobierno municipal de León y les advirtió que a partir del 8 de diciembre tendrán que cerrar nuevamente sus comercios, porque se regresará al semáforo rojo.

Por la calle 5 de Febrero, hay varios negocios que se convierten en proveedores de escuelas. Eliuht, tiene más de 20 años vendiendo mochilas en ese local comercial. El cierre de las escuelas le afectó por completo, hubo días que ni siquiera una mochila o una maleta vendió, no hay clases presenciales, tampoco hay viajes.

“Para nosotros la temporada buena es julio cuando van a volver a la escuela, antes tuve que cerrar dos meses, abro para recuperar más o menos eso ¿y sin escuela?, has de cuenta que abrí, estaba en cero. Yo pasaba días en blanco, en ceros”, dijo Eliuht.

AC