Buscan rescatar una lengua indígena a través de la enseñanza

Fotos: Enrique Pérez

La escuela  Miguel Hidalgo promueve con orgullo la herencia indígena sin descuidar el presente; sus alumnos aprenden el inglés y el hñahñu; promueven la conservación de la lengua y otros valores autóctonos

Enrique Pérez

Tierra Blanca.- En el corazón de la congregación indígena de Cieneguilla, en el municipio de Tierra Blanca, se encuentra la primaria ‘Miguel Hidalgo’, escuela trilingüe donde los alumnos además de hablar español, aprenden inglés y hñahñu, lengua que se pretende salvar de una inminente desaparición.

Al rescate de una cultura

La escuela trabaja también en el rescate de valores, tradiciones y costumbres de la congregación indígena de Cieneguilla como parte de la formación de los alumnos. Los niños elaboran instrumentos musicales como los ‘tunditos’, (tambores de cuero), y reciben clases de guitarra, violín, y danza.

En 1951 fue fundada por el sacerdote Albino González. En un inicio se impartía clases sólo a grupos de primero hasta cuarto grado. Ante la falta de docentes, colaboraban misioneras Marianas, que a la fecha brindan apoyo.

Actualmente el plantel cuenta con una matrícula 400 alumnos provenientes de 18 comunidades, y una plantilla de 25 trabajadores, entre intendentes y personal administrativo.

El director técnico Celestino García Cruz, refirió que desde el 2010 se integraron al programa de escuelas de tiempo completo, con jornadas de 8:00 de la mañana a 2:30 de la tarde, con servicio de alimentación a los niños.

García detalló que la enseñanza del inglés se incluyó apenas hace dos ciclos escolares, lo cual aumentó los retos para profesores y estudiantes, quienes a su vez enriquecen su aprendizaje.

No hay continuidad

La lengua hñahñu se imparte desde 1996, dos maestros la enseñan a grupos desde primero hasta sexto grado. “Se perdieron los hablantes en la congregación, curiosamente aquí en la institución la inicia un señor de la tercera edad que amablemente venía como parte de un trabajo social comunitario, y empezaba con las primeras palabras con algunos alumnos”, contó Celestino García. Sin embargo, reconoció que no se ha logrado con los alumnos un aprendizaje del 100% de la lengua.

“Esta lengua es identidad para nosotros, pero también un gran compromiso por el rescate de tradiciones que mucha falta le hace a la sociedad en estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo, pero capacidad en los niños hay mucha, y no se avergüenzan de su identidad”. Celestino García, Director de la escuela

Los niños conocen conceptos básicos, arman oraciones, y aprenden a través de un disco que incluye el himno nacional en hñahñu y cantos tradicionales en dicha lengua. Lamentó que al pasar a la secundaria, no se dé continuidad a esta enseñanza.

El profesor contó que la escuela participa en actividades organizadas por el Instituto Estatal de Cultura y el Municipio; asimismo, los niños han sido invitados a talleres en universidades.

Un gran esfuerzo con pocos recursos

El profesor Cirilo de Santiago Martínez enseña otomí y hñahñu desde hace nueve años, lamentó que no se le dé la debida importancia  estas lenguas.

“Lo que nos corresponde como maestros, o personas, es hacer lo posible para hablarlo, y enseñarlo, dejando esa educación a las nuevas generaciones, pero, esto, depende mucho de la sociedad, puesto al no darle la importancia que debería, difícilmente se podrá rescatar”, indicó.  Informó que en Tierra Blanca existen ocho escuelas que imparten hñahñu.

Les falta material

Asimismo, Manuel Dávila Vargas, catedrático de inglés, lamentó la falta de recursos para impartir su materia.

“No contamos con apoyo de materiales, de libros y se complica para impartir esta lengua, además, la economía afecta mucho al tener que irse a trabajar, puesto que tienen (los alumnos) la mentalidad de terminar con la escuela e irse a trabajar”, indicó.

Para finalizar, manifestó que por la edad de los educandos, es complicado atender tres lenguas al mismo tiempo, sin embargo, su juventud también les permite captar rápido los conocimientos.

Comments

comments