Roberto López Arrieta

San Luis de la Paz.- Tras el foro consultivo de aviones ligeros y lluvia, los representantes de la escuela de aviación de Querétaro explicaron que los vuelos que se hacen en la zona de San Miguel de Allende San Luis de la Paz y San José Iturbide, son porque esa ruta les marca la Dirección General de Aviación Civil y que las naves no portan ningún dispositivo para esparcir algún químico porque al ser aviones de escuela, deben ser lo más ligeros posibles.

Alfredo Arias representante del Colectivo Agropecuario del Noreste, dijo que aunque no todos los años son buenos para el temporal, notaron que tras la instalación de Mexsolar (empresa que recoge energía fotovoltaica a través de celdas solares), asociaron que había más vuelos.

Dijo reconocer que no tiene pruebas técnicas que permitan esclarecer que efectivamente hay una relación entre el vuelo de los aviones ligeros y la falta de lluvia.

“Ojalá que éste foro no sea para justificar socialmente y de manera mediática, los permisos de cambios de uso de suelo que se han concedido a las empresas, sino que nos den el beneficio de la duda y nos permitan investigar”.

Incluso adelantó un poco el resultado de foro “no creemos que sea casualidad que el cielo se ponga listo para llover y que tras pasar las avionetas, se vaya la lluvia; por qué vuelan justo en la zona donde se encuentra la empresa Mexsolar. Son muchas coincidencias y será difícil que con una explicación técnica, nos logren convencer”.

Guillermo Montero Martínez, del departamento de ciencias atmosféricas del Centro de Ciencias de la Atmosfera de la UNAM, explicó que aunque el hombre ha querido dominar el clima, “es simplemente un sueño; porque la complejidad es mucha”.

Informó que aún no se puede detener un huracán o un tornado y que tampoco se pueden crear nubes. Sin embargo dijo que la tecnología que existe actualmente no busca eliminar nubes, sino al contrario, buscar que llueva mas, a través de químicos como yoduro de plata, “pero en México no funciona y se buscaron alternativas como sal común, pero para tratar de incrementar el agua y se hace montando unos dispositivos en los aviones para dispersarlos bajo las nubes”.

Tomas Garza, piloto, agricultor y delegado en Guanajuato de la Federación Mexicana de Pilotos y Propietarios de Aeronaves dijo que el clima es imposible de cambiar “es la opinión tras 33 años viviendo de la agricultura y como piloto no hay relación entre la aviación y el clima”.

Omar Huerta, de la Escuela de Aviación Especializada de Querétaro dijo que los aviones de la escuela no vuelan en otras rutas porque éstas ya están definidas por la Dirección General de Aviación Civil a través de una carta de vuelo visual, entre ellas que no se hagan vuelos de escuela cerca del aeropuerto.

Explicó que los aviones de la escuela, deben volar donde lo marca dicha carta, “diario hay cerca de 30 aviones y es que las escuelas no nos podemos concentrar en una sola área”.

El Colectivo pidió que la escuela le brinde el número de aeronaves, de matricula, la bitácora de vuelo y horarios, para poder identificar si esas aeronaves son las que pasan por los lugares donde se cree que dispersan las nubes.

El representante de la escuela accedió a proporcionar dicha información y prometió hacerla llegar lo más pronto posible. Incluso ofreció enseñar lo aviones para que se compruebe que no tienen ningún equipo de asperción.

También lee:

LC