Busca reconocimiento en forma de ascensos para mujeres trabajadoras

Bertha González, trabajadora del municipio en parques y jardines

Bertha González decidió trabajar en parques y jardines y logró dar carrera profesional a dos hijos, pero reconoce la inequidad de género en su labor donde está a la par que hombres

Eugenia Rojas

Salamanca.- Por el horario Bertha González decidió ser trabajadora del municipio en parques y jardines. En 13 años de trabajo logró dar carrera profesional a dos de sus tres hijos. La adversidad que enfrentan las mujeres es la inequidad de género para lograr ascensos, aún con la capacidad para ejercer el cargo.

Refirió que su hija mayor de 25 años concluyó la carrera de Administración, el segundo de 23 años cursa la carrera de arquitectura en una universidad particular; está a un año de conseguirlo, por lo que tiene que trabajar en dos lugares para cubrir los gastos de educación.  La menor de sus hijos terminó preparatoria y ahora es mamá “yo la quise apoyar para que hiciera una carrera, pero ella decidió trabajar para sacar a su bebé de un año adelante”.

Dijo que su trabajo en parques y jardines ha dignificado y dado la oportunidad para que sus hijos sean profesionales, sin embargo ha tenido que buscar un ascenso.

“Dicen que por ser mujer, no podemos con un machete. Yo he trabajado desde la oficina hasta podar, usar el machete, soy buena  podadora y aspiro a tener un ascenso. Porque se busca el ascenso para las personas que somos capaces y que necesitamos un poco más de dinero”.

Al ser padre y madre, el compromiso para que su hijo termine la carrera es grande, ya que esa carrera solo se da en universidades particulares; es apoyada por su hija y tiene un segundo trabajo en una tortillería, que realiza después de concluir su jornada en parques y jardines, para poder pagar la carrera de su hijo.

Consideró que las mujeres que trabajan se esmeran por aprender y hacer bien su trabajo con la aspiración a un puesto mejor por reconocimiento a su desarrollo laboral.

Mencionó que “a mí me gusta mucho mi trabajo, a mí no me gusta que digan, mira a los de parques y jardines no trabajan. Yo trabajo a la par de mis compañeros hombres. Andamos plantando, hacemos cepas. Nos iban terciando y ellos me decían, ¡ándale no te quedes atrás! Yo con ellos tengo que entrarle al trabajo”.

Destacó que “en mi trabajo he tenido muchas satisfacciones, como que me diga la gente ¡que bonitos están los jardines bien podaditos!  (…), que la gente te ve y digan que bien barrido, está muy limpio”.

Los supervisores son los que reportan “nuestro trabajo y no sabemos si los jefes conozcan nuestro desempeño. Obvio que no, pues es mucho el trabajo para supervisarlo ellos personalmente”, concluyó.

AL

Comentarios

Comentarios