Fernando Velázquez

León.- Habitantes de la comunidad Jardines de Capellanía solicitaron a la Secretaría de Gobierno del estado y a Secretaría de Gobernación que intervengan como mediadores en el conflicto legal que mantienen con la empresa Agros Unidos, propiedad de José Luis Díaz del Castillo Lié, y su hijo, Luis Díaz del Castillo Martínez.

Roboán Rodríguez Carrera, uno de los líderes de Jardines de Capellanía, indicó que siguen abiertos a dialogar con los referidos empresarios para llegar a un acuerdo sobre las aproximadamente 22 hectáreas de la comunidad que desean utilizar con fines de ampliar el parque industrial PILBA o edificar viviendas.

Sin embargo, manifestó extrañamiento porque el amparo que presentaron desde marzo del año pasado, todavía no ha sido resuelto.

“Esto se está prolongando muy curiosamente, tal vez porque las pruebas son evidentes a nuestro favor y no se ha querido dar el amparo, lo que significa la protección del Gobierno Federal. Aunque valdría la pena preguntarle directamente al juez de amparo los motivos reales por los cuales se ha prolongado tanto la conclusión de nuestro juicio”, dijo.

De igual manera, indicó que es necesario que las autoridades, tanto a nivel federal como a nivel estatal, se involucraran en este conflicto social como intermediarios.

“Creemos conveniente que el gobierno tome su papel de mediador. Para eso existen instituciones de gobierno como la Secretaría de Gobernación que debe mediar cuando hay un conflicto social de esta naturaleza, entonces creemos conveniente que la Secretaría de Gobernación, tanto estatal como federal, tome a consideración este conflicto, no deseamos que lleguemos a una confrontación en donde los resultados que ambas partes deseamos no se cumplan”, dijo.

Declaran ANP

Durante la rueda de prensa, los habitantes de Jardines de Capellanía anunciaron que en asamblea comunitaria se decidió declarar área natural protegida una zona de tres hectáreas, la cual denominaron ‘El Mezquital’.

Con ello, se busca emprender trabajos de conservación, remediación y de protección ante talas ilegales e incendios esta área, pero también que sirva para que las autoridades locales tomen más conciencia sobre la importancia ambiental que tiene el lugar.

“Vamos a defender el área natural protegida hasta donde tope, porque no es solo para nosotros, esta área le va a dar respiro a la comunidad y a la ciudad inclusive, uno puede pensar que no es un espacio tan grande, pero tan solo un árbol más nos da salud y bienestar. No es un beneficio solo para nosotros, sino para la sociedad en general”.

LC