Jazmín Castro

León.- Los comerciantes ubicados en el exterior del Mercado Aldama, en el municipio de León, buscan verse favorecidos con las compras de los Reyes Magos, debido a que tienen limitado el tiempo para el comercio.

En otros años, más de 200 comerciantes podían extender su venta hasta el día 6 de enero por la tarde, con el objetivo de rematar los juguetes que se quedaban.

Sin embargo, derivado de la pandemia, los espacios se destinaron para la mitad de ellos, y tendrán que concluir su venta el mismo 5 de enero por la noche para luego retirarse.

Y es que desde ayer, la Zona Centro lució abarrotada de compradores y estos espacios no fueron la excepción. Aunque es un tianguis, se delimitó el espacio con entrada y salida para los visitantes.

EZM