Nayeli García

Irapuato.- El Gobierno municipal le hará cuentas al Grupo San Román para ‘darle vuelta a la página’ y cerrar definitivamente la relación de comodato que se tenía pactada por seis o siete años y poder buscar un equipo que sí esté certificado por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) para que Irapuato tenga nuevamente un equipo de primera.

Durante el comodato en el estadio Sergio León Chávez, el Grupo San Román no pagó el agua, por lo que en razón del adeudo de 413 mil 14.35 pesos le fue cortado el servicio. Esto, pese a que según señaló Fernando San Román, principal accionista del Club Irapuato, sí se cubrió junto con el pago de la luz y una renta mensual de 100 mil pesos al Municipio.

Al respecto, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez dijo estar revisando con la Junta de Agua Potable del municipio de Irapuato (Japami) los pagos que se hicieron o no para hacer un balance al respecto y conocer a ciencia cierta de cuánto es el adeudo. Sobre el que precisó desconocer la cantidad, así como si se pagó o no por parte del Grupo San Román.

“Creo que tenemos que dar vuelta a esa página, pero bien, cuentas claras amistades largas. Cerramos con los San Román el tema financiero, le damos vuelta y buscaremos un equipo que cuente con la certificación de la Femexfut”, dictaminó el alcalde, quien dijo ser muy práctico y advirtió que el grito homofóbico no va a resolver el problema.

Revisión y cuenta nueva

Ricardo Ortiz aseguró que se revisarán las condiciones del comodato del estadio que lo tenían por alrededor de siete años para ya concluir la relación del Municipio con los San Román.

Aseguró que el Gobierno municipal está blindado en el contrato de comodato, pues se advertía que, si no se cumplía con ciertos requisitos —como era tener un equipo en Primera División— se podría dar por concluido, pero se va a revisar cómo va a quedar el tema financiero.

“Para no entrar en controversias de si cumplieron o no cumplieron, la Federación da sus consideraciones, consideraciones que no tuvimos por parte del Grupo San Román y que, creo yo, debieron de haber sido puestas sobre la mesa y decir: ‘así estamos’”, puntualizó el alcalde.

Ricardo Ortiz dijo que muchos jugadores de la Trinca Fresera se quedaron ‘bailando’ y dijo esperar colocarlos pronto en otro equipo, pues ya con la experiencia que se tiene se buscará que los equipos que lleguen estén certificados por la FMF.

ndr