Redacción

Los Ángeles.- Britney Spears volvió a hablar en público tras más de una década de silencio. La artista dio un discurso acerca de la tutela que supervisa su vida.

Lo anterior ocurrió en Los Ángeles, donde ante un juez Britney criticó severamente a su padre.

“He estado en negación. He estado en estado de shock. Estoy traumatizada”, dijo la cantante en la audiencia. “Sólo quiero recuperar mi vida”.

Spears solicitó al juez que la tutela termine “sin tener que ser evaluada” y aseguró que la medida es abusiva.

Desde hace más de una década, la cantante tiene prohibido usar su celular y redes sociales. A sus 39 años no puede salir con alguien que ella elija. Tampoco tiene oportunidad de escoger el color de los gabinetes de su cocina cuando es ella quien provee el dinero.

De acuerdo con una serie de informes judiciales del 2014, publicados por The New York Times, Britney Spears ha solicitado a las autoridades que su padre no siga siendo su tutor legal, ya que manifestó que le hombre, quien controla su vida desde hace 13 años, tiene problemas con el alcohol y un control excesivo hacia su persona.

En uno de los informes, el abogado de la cantante indicó que sentía que la tutela se había convertido “en una herramienta opresiva y controladora en su contra”.

MD