Gilberto Navarro
Guanajuato.-
Pese a la falta de recursos humanos y materiales, el cuerpo de bomberos voluntarios SIMUB asegura la atención de emergencias en la zona sur de la capital.

Así lo dio a conocer el comandante de la corporación voluntaria, Iztayul Zamudio, quién afirmó que la pandemia ha mermado de manera importante la economía del cuerpo de bomberos.

Y es que, aunque el municipio les otorga un subsidio mensual, este no es suficiente y la mayoría del presupuesto proviene de recursos propios con la organización anual de una carrera atlética.

Pero la pandemia ha imposibilitado a realizar dicha actividad, lo que los ha obligado a buscar otras maneras de hacerse de recursos, como la venta de sanitizante.

“Tenemos ingresos muy bajos que se generan a través de la asociación, de capacitaciones e inspecciones, pero no es constante, hasta el momento no hemos comprometido el servicio, desde el año pasado ha sido difícil, pero hemos apretado al interior, para garantizar el servicio y lo hemos logrado”.

Para esto, se ha tenido que sacrificar la compra de equipo y de uniformes.

“Hasta ahorita se ha logrado tener al cien por ciento el servicio a la población, hemos tenido que recortar algunos otros gastos y hemos estado buscando como subsanar esta parte, afortunadamente seguimos trabajando al 100 por ciento en el servicio de emergencias”.

También una avería mayor en una de las motobombas, fue un duro golpe económico para la corporación, ya que requieren alrededor de 70 mil pesos para su reparación.

MD