A pesar del impacto que significó la pandemia para los boleros de León, el tradicional oficio se recupera poco a poco

Miguel Juárez
León.- Una fila de pares de zapatos, botas y zapatillas recién lustrados, se observan junto a las pequeñas casillas de boleros leoneses, quienes con los dedos pintados de negro colocan grasa a otros cuantos pares. Algunos otros más solo buscan el brillo de los zapatos de algunos clientes, mientras mantienen extensas charlas que, pareciera, superan el objetivo principal de limpiar su calzado.

Durante y después de la pandemia, dice don Jesús Hernández Sánchez, bolero de más de 30 años de experiencia en el ramo, algunos la vivieron más complicada, pues la zona sur del Centro Histórico de la ciudad estuvo cerrada por tres meses y no los dejaban trabajar.

Lee también: Solo quieren paz: en el transporte y en el arte, mujeres leonesas sufren opresión y violencia

Pese a que el ultimo apoyo, la renovación de las casetas donde guardan su material, fue durante el periodo de gobierno de Miguel Márquez Márquez, se han mantenido y recuperado. En un buen día, dicen los boleros, fácilmente se pueden alcanzar arriba de los 750 pesos. Sin embargo, en un día flojo o malo, apenas recaudan 150 pesos.

Boleros de León
Foto: Miguel Juárez

Don Jesús, por ejemplo, quien trabajó por muchos años en Ciudad de México, llegó a León y decidió quedarse porque le iba bien. Sin embargo, durante la pandemia se las vio complicadas, y hasta ahora se recupera poco a poco.

Te puede interesar: ICL pierde demanda por despido injustificado; deberá pagar casi 1 mdp

Hay alrededor de 25 casetas para la limpieza y cuidado del calzado, sin embargo no todas están ocupadas. Y aunque no todos están abiertos a compartir sus historias, este antiguo y tradicional oficio continúa mostrando que sigue siendo parte del gusto local.

Te puede interesar:

JRP