Cuca Domínguez

Salamanca.- Los binomios caninos de la Guardia Nacional, se han sumado a la estrategia de seguridad del municipio, y son una opción más para reforzar la seguridad, aseguró Francisco Cruz Absalón, segundo comandante de la décimo sexta compañía.

Los agentes perrunos tienen cuidados muy especiales desde que son pequeños, pues son preparados para acompañar a los agentes en esta tarea de la seguridad.

Tienen cuidados muy precisos, tienen veterinarios, nutriólogos que vigilan su salud y su alimentación de acuerdo a su tamaño y peso; estos animalitos comen solo una vez al día y conforme se requiera son preparados. Por ejemplo si vamos a una mina, se adiestra para detectar oro o plata; en el caso de la seguridad estos perritos están adiestrados para explosivos, armamento y enervantes; aunque se pueden adiestrar para los que se requiera; incluso hay otros muy especiales llamados k9, que son especialmente para rescatar personas que ya están con o sin vida, dependiendo de lo que se requiera”, precisó el comandante al mando de estos binomios, precisó el comandante.

Cruz Absalón, destacó que se logra una mancuerna perfecta entre el elemento de la Guardia Nacional y el agente perruno, porque los agentes los comienzan a cuidar desde pequeños y se capacitan juntos; e incluso desarrollan un afecto el uno por el otro:

“es una relación muy bonita porque se encariñan ambos, se convierten en su familia, se hablan se entienden”,

señaló.

Para el oficial Estrada y su compañera ‘Solista’, una perrita de 3 años de edad, el trabajo es más fácil entre dos, y más con el entendimiento que han logrado a través del adiestramiento, que además les permite no ser agresivas con la población civil, sino interactuar.

Te puede interesar:


RO.