Belleza arquitectónica en Acámbaro: Hacienda de Andocutín sobrevive al paso del tiempo

Foto: Especial

Onofre Lujano

Acámbaro.- La Hacienda de la comunidad Andocutín, del municipio de Acámbaro, es uno de los edificios más visitados en esta región por su belleza arquitectónica y el paisaje que muestra a su alrededor con alcances hasta lago de Cuitzeo.

El poblado de Andocutín se ubica a 15 kilómetros de la cabecera municipal, cuyo entronque vial está en la carretera a la localidad de Irámuco, que a su vez comunica a este municipio con Santa Ana Maya, Michoacán y con las localidades de Moroleón y Uriangato.

La iglesia donde se venera a la señora de Santa Ana se mantiene inmune al tiempo y aún se realizan actos religiosos en su interior, que luce su hermoso altar principal y donde existen otros santos venerados por la fe de los habitantes de la zona.

La historia cuenta que el origen de la Hacienda se remonta al siglo XVI (año 1638) la cual, tras pertenecer a varios dueños, llegó finalmente a manos de la familia Álvarez del Castillo de origen español, quienes tuvieron una debacle económica y se vieron obligados a arrendar sus bienes.

Fue hasta 1850 cuando se inició la construcción de la capilla en honor a la Señora de Santa Ana y la actual edificación que la rodea.

La obra está construida en su mayoría de piedra, después se hizo la consagración del altar y bendición de la capilla por el obispo Clemente de Jesús Munguía, actualmente las capillas son protegidas y cuidadas por lo miembros de la familia, donde se realizan las conmemoraciones religiosas, entre ellas la fiesta de la venida del Señor, las tres caídas de Irámuco, la virgen del Refugio de Pecadores y la patrona del pueblo, la señora de Santa Ana.

Se cuenta que la de Andocutín es una de las decenas de haciendas que prosperaron en la región en el siglo XVI y actualmente recibe visitantes principalmente los fines de semana.

Asimismo, grupos sociales, recreativos y deportivos suben hasta la parte alta del casco donde se pueden observar los cerros, lago de Cuitzeo y paisajes de la campiña de esta población.