Redacción

San Francisco del Rincón.- La pequeña Camila, de apenas un año y seis meses, falleció por asfixia a consecuencia de una paleta que se desprendió al momento que la degustaba.

La bebé disfrutaba del caramelo en compañía de su familia en la comunidad Barrio de Guadalupe del Mezquitillo, pero de un momento a otro, su padre notó que no podía respirar, por lo que la llevó con urgencia al hospital en un trayecto de poco menos de media hora.

Desafortunadamente, en el traslado, la menor entró en paro respiratorio por el atragantamiento y, segundos después, falleció.

Al respecto, Carlos Alberto Serrano Juárez, director de Protección Civil de San Francisco, reforzó su llamado a los padres de familia a tener cuidado en cómo se da el consumo de alimentos a los pequeños, pues estos pueden obstruir sus vías aéreas y provocar lamentables consecuencias.

ndr