Yadira Cárdenas

Salamanca.- El líder de la Unión de Bares y Cantinas de Salamanca, José Jorge Jiménez Gómez, informó que, derivado de la antigüedad de los establecimientos y la falta de documentos originales, han solicitado una prórroga para la renovación de  licencias de funcionamiento con la nueva ley de alcoholes.

El próximo 30 de septiembre vence el plazo para que los comercios de venta de bebidas alcohólicas realicen el canje de licencias y puedan continuar laborando bajo una nueva modalidad. Sin embargo, no todos los establecimientos han podido realizar el trámite al encontrar dificultades en los requisitos de documentos de propiedad y permisos de muchos años atrás.

Y es que según destacó Jiménez Gómez destacó que de ninguna manera se están negando a cumplir con la ley, solamente que la mayoría de las 40 cantinas registradas en Salamanca se han retrasado en la actualización de documentos.

“El proceso ha sido lento porque casi todas las licencias actuales tienen detalles, tan solo las del centro histórico son cantinas que datan de mediados del siglo pasado, les faltan datos como que son de zona centro, el código postal y se están actualizando, pero eso también lleva su tiempo”.

Comentó que dado que será imposible realizar el cambio de licencias en el plazo que se les dio, a través de la Confederación de Comerciantes de Vinos y Licores, solicitaron al Gobierno del estado otra prórroga hasta el 30 de marzo para regularizar sus permisos.

“Los más interesados en que nos regularicemos son los de Gobierno del estado, que son los que están rechazando las licencias entregadas y donde se han detectado la falta de datos. Por eso esperamos una respuesta favorable porque están conscientes que la intención está y estamos haciendo lo que nos corresponde”.

ac