María Espino

Guanajuato.- Para los miembros de la Asociación de Bares, Cantinas y similares en la capital guanajuatense, el pasado fin de semana fue el mejor en los últimos 8 meses. La gran cantidad de personas que salieron a la calle se comparó con el segundo fin de semana del FIC, con un lleno total en este tipo de establecimientos y basado en la capacidad autorizada para operar, que al inicio fue de 50% y luego se redujo al 30%.

Estuvo muy bien (…) yo creo que fue un segundo fin de semana como si fuera Cervantino, mucha gente, muy bien; lástima pero lo entendemos que estamos dentro de una contingencia y teníamos que tener el cupo limitado (…) algunos estábamos enojados porque no pudimos llenar al tope pero a todos nos fue mucho mejor que en una temporada normal, la mejor en ocho meses,

explicó el líder de la Asociación Enrique Nieto Acevedo.

Enrique Nieto Acevedo, líder de la Asociación, señaló que el gremio ha estado recalcando a los clientes respetar las medidas de prevención pertinentes para evitar contagios de coronavirus y poder seguir trabajando. Además, dijo que de retroceder nuevamente a semáforo naranja sería muy negativo para ellos, pues significaría “la muerte” para el 99.9% de los 80 negocios que aglutina la asociación.

Quebraríamos la mayoría de los lugares, no podríamos seguir solventando rentas y gastos de nuestros empleados y de todo. Yo creo que todos quebraríamos (…) no podemos obligar a todos a usar cubrebocas (…) las autoridades hicieron todo lo que pudieron como el uso de cubreboca y exigir los protocolos de salud, desgraciadamente no podemos ser papas de todos y estarles diciendo que se pongan el cubreboca, que se pongan le gel; muchos no hacen caso,

puntualizo.

Explicó que muchos clientes se molestan cuando les dicen que ya está lleno y que no pueden ingresar a los bares; incluso hay quienes se han puesto violentos agrediendo al personal y queriendo entrar a la fuerza, a pesar de que se les explica que debido a la contingencia sólo se permite el ingreso al 30% o 50% de personas, dependiendo la capacidad de cada establecimiento.

Muchos se molestan y maltratan a nuestro personal, nos decían hasta de lo que nos vamos a morir sin comprender que era por el bien de todos y que no podíamos tener más lleno (…) el que no tenía cubreboca no podía entrar. Hubo conatos de bronca porque querían entrar sin ninguna medida de prevención y no lo permitíamos. Nos perjudicó pero es por un tema de no llegar a semáforo rojo (…) llegar a rojo tendríamos que cerrar,

sentenció.

Finalmente, el empresario destacó que la gran afluencia de visitantes que llegó a la capital el pasado fin de semana fue “un respiro” para los miembros de la asociación, pues los recursos ingresados ayudan a costear los gastos que generan y sobre todo a pagar la nómina y que no haya recortes de personal.

Te puede interesar:

RO.