Agencias

Madrid.- Barcelona estuvo a punto de cosechar su segundo fracaso en menos de cinco días y repetir el papelón del Real Madrid. Ayer los blaugranas batallaron pero finalmente doblegaron por 2-0 al modesto Cornellá de la Segunda B para mantenerse con vida en Copa del Rey.

Los pupilos de Ronald Koeman tuvieron un encuentro complicado desde el minuto 38, cuando el arquero Ramon Juan detuvo un penal a media altura cobrado por Mirlem Pjanic.

La oportunidad se repitió al minuto 79 pero en esta ocasión el joven guardameta de 21 años rechazó el tiro desde los once pasos realizado por Dembélé.

Los culés tuvieron que esperar hasta la prórroga para que una genialidad del francés Ousmane Dembélé y un gol a puerta vacía del danés Martin Braithwaite eliminaran al modesto Cornellá.

En el tiempo extra, el tercero que el conjunto de Ronald Koeman disputó en los últimos ocho días, después de grandes dosis de sufrimiento el Barcelona, logró romper la imbatibilidad en la Copa del Rey de un espectacular Cornellá, verdugo en la ronda precedente del líder de La Liga Santander, el Atlético de Madrid.

LC