Redacción

León.- La exalcaldesa de León, Bárbara Botello, se deslindó de la nueva acusación penal que le imputa la Fiscalía General del Estado por un monto cercano al medio millón de pesos, y señaló que en todo caso, sería una falta administrativa y la responsabilidad recaería en el área de Tesorería, no en ella.

Refirió que el pasado miércoles fue citada en el juzgado tercero penal porque la Fiscalía local, con base en un informe presentado por la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG), la acusó de haber contratado a la empresa Asesores y Gestiones del Pacífico, sin que ésta haya brindado el servicio requerido.

Esta empresa fue contratada para auditar el área de servicios generales y compras del trienio 2009-2012, del expanista Ricardo Sheffield.

Sin embargo, Bárbara Botello indicó que en primer lugar ella no contrató a la empresa, pues cada área de la administración municipal es la que contrata directamente, y en este caso, dijo, fue la Tesorería, área que también es responsable de supervisar el cumplimiento del contrato.

Asimismo, subrayó que el propio informe de la ASEG establece que la citada empresa no realizó la totalidad del trabajo, pero sí hay tres entregables, lo que demuestra que sí brindó un servicio y no es una empresa fantasma.

“Según el auditor, el trabajo fue incompleto, pero si fue así, ¿entonces cuál delito hay? Es un incumplimiento. Si el trabajo fue deficiente, fue incompleto o se pagó de más por un trabajo que no lo valía, ese no es un tema para que se constituya delito alguno ni de empresas fantasmas, porque insisto, una empresa fantasma es la que no existe”, dijo la exalcaldesa.

Por lo anterior, reiteró que en caso de que hubiera alguna irregularidad, es responsabilidad de la Tesorería, y no puede ser de carácter penal, como pretende la Fiscalía al acusarla de fraude específico, sino sería de índole civil.

Además, la expriista resaltó que por este tema está acusada también Silvia Irene Ortega, representante legal de Asesores y Gestiones del Pacífico, pero no los dueños de la empresa ni algún otro funcionario de su administración, sino solo ella.

Será el próximo martes cuando Bárbara Botello presente sus alegatos de defensa y el juez determine si existen elementos suficientes para vincularla a proceso o no.

LC