Jessica de la Cruz

León.- Las calles Friales Menores y Fray León, así como sus alrededores, se convierten en una pequeña piscina en tiempo de lluvias para las personas que habitan por la zona, ubicada en la colonia Ampliación San Francisco. Desde el 2018, cuando el actual Ayuntamiento se encontraba en campaña, les prometieron que les arreglarían las calles, incluso la presidenta de colonos anterior recabó firmas, pero hasta la fecha no tienen respuesta alguna.

Hace unos meses, el municipio de León colocó banquetas ‘provisionales’ en un solo sentido de la calle, las cuales quedaron mal hechas, porque han provocado inundaciones al interior de las casas, situación que anteriormente no ocurría, aunque tuvieran pura tierra, ya que ahora las casas quedaron a desnivel en comparación de las banquetas.

Petra tiene su casa en una de estas calles, vive ahí desde hace 26 años y nunca se le había inundado su casa, ni siquiera cuando caían tormentas, ahora con cualquier lluvia se inunda su vivienda y se debe a la banqueta que hicieron, ya que su casa y la banqueta está a desnivel, la banqueta es más alta y su casa quedó hacía abajo. Pese a que le puso un poco de cemento donde está la puerta, es lo mismo, tiene que sacar el agua de su casa.

Gaby es comerciante, comentó que este año, pese a que ya llegaron las lluvias no les ha ido tan mal, ya que hace dos años, el agua se salía de las coladeras y no solo de la calle, también de sus casas habitación, el problema es que además de que no tienen un sistema pluvial en su colonia.

En las campañas electorales del 2018, Héctor López Santillana se comprometió a pavimentar las calles, la presidenta de colonos solicitó documentos de los propietarios, juntaron firmas, incluso iban a haber mesas de trabajo, pero nunca se concretó nada, pasaron las elecciones y todo fue lo mismo.

Hace unos meses les hicieron las banquetas, pero solo en una parte de la calle, la otra sigue igual, con tierra, el motivo que les dieron es que serían provisionales, después les harían otras banquetas, pero de las calles no se sabe nada.

EZM