Daña extracción de material a ecología

0
COMPARTIR
La semana anterior, la PAOT aplicó dos clausuras.

Con permiso, sólo tres de cada 10 bancos de explotación, señala el titular del organismo

Damián Godoy

LEÓN, Gto.- El 70% de los bancos de material que hay en el estado no cuenta con permisos para operar, por lo que esta explotación representa una amenaza para la ecología de Guanajuato, advirtió el titular de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), Juan Pablo Luna Mercado.

Explicó que alto crecimiento económico que ha tenido el estado en los últimos años ha aumentado la demanda de materiales pétreos, pero alertó que esta práctica degradará el medio ambiente, debido el alto impacto que tiene en las zonas de conservación, además que alterar los corredores biológicos ocasionará la pérdida de la diversidad biológica.

Publicidad

“Es un problema serio que tenemos en el estado por muchas razones: primero, por la naturaleza a veces de la propiedad, pues son simplemente ejidatarios que rentan el predio a gente que quiere hacer negocio; pero también porque no todos los municipios tienen la capacidad para regularlos y sobre todo para cobrar los derechos que corresponden y atender hacendariamente el problema”, explicó.

Detalló que los municipios con mayor proliferación de este tipo de explotación están en la zona Laja-Bajío, debido a la inversión del sector automotriz, así como en la Sierra de Pénjamo, en los límites con Abasolo y Cuerámaro, por la demanda de insumos para los hornos ladrilleros.

Te podría interesar:  Tienen que empezar de cero con plan territorial de Uriangato

Muchos, ilegales

“Traemos un gran número de procedimientos abiertos; hemos identificado un padrón inicial de alrededor de mil 800 y 2 mil bancos de material, de los cuales ni siquiera el 30% tiene permiso”, dijo, aunque aclaró que los bancos que suministran material a los constructores y desarrolladores de obra pública sí cuentan con autorización, pues es un requisito para que éstas puedan participar en una licitación.

“Por eso los convenios que hemos firmado con los municipios privilegian el seguimiento a la regularización de los hornos ladrilleros, bancos de material y parques industriales, pues estamos tratando de vigilar que se cumpla la normatividad”, añadió.

La semana pasada, la PAOT clausuró dos bancos de material pétreo, uno en la capital del estado y otro en León.

Cuatro casos

 En enero de 2016, la PAOT dio a conocer la existencia de denuncias penales por la explotación de bancos de material en el Área Natural Protegida ‘Siete Luminarias’, en Valle de Santiago’, particularmente en la Hoya de Cíntora, que al estar saqueada por tantos años estaba a punto de desaparecer.

 En octubre del año pasado, correo documentó que al menos desde 2014  ladrones saquean impunemente la arena de los ríos San Damián y Laja, en San Miguel de Allende, poniendo en riesgo a la población que habita cerca de las riberas, sin que las autoridades intervinieran.

 En enero de este año, se dio a conocer en Pénjamo y Cuerámaro una explotación clandestina de tierra que se trasladaba a Abasolo para surtir la industria ladrillera, afectando a decenas de hectáreas de terrenos fértiles y de cultivo durante al menos 10 años, con uso de maquinaria pesada.

 El mismo mes, correo publicó que empresas constructoras y materialistas de los Pueblos del Rincón extraían tepetate del Cerro del Palenque, declarado Área Natural Protegida de Guanajuato en 2012, pero desde parcelas de Jalisco, aprovechando que en aquella entidad no está clasificado como reserva ecológica, a pesar de la degradación de una reserva  que alberga 98 variedades de flora y 177 especies animales.