Dos mujeres y un hombre muertos tras ataque de comando armado

1
COMPARTIR
Fueron cuatro afectados de una balacera registrada en la comunidad El Cuitzillo, dos sobreviven. Foto: correo

En el hospital hay aun otra mujer lesionada; la agresión sucedió mientras familias se encontraban en una tienda de abarrotes

Redacción

URIANGATO, Gto.- Dos mujeres de 65 y 50 años de edad, respectivamente y un joven de entre 25 y 30 años, fueron asesinados a balazos, en tanto una tercera mujer se encuentra herida de gravedad en el hospital general. Los hechos se registraron sobre la calle Matamoros de la comunidad El Cuitzillo.

Al sistema 911 se reportó minutos después de las 20:00 horas, que ocurría una balacera en la calle en mención, fuera de una tienda de abarrotes, cerca de la plaza de toros y había varias personas lesionadas.

Publicidad

De inmediato Policías Preventivos, paramédicos de Cruz Roja y Protección Civil atendieron el llamado de auxilio y al llegar al lugar identificaron personas recostadas en la calle y sangrando.

Personas en el lugar con gritos y llantos pedían ayudar la señora Gloria Calderón Martínez de 65 años de edad, sin embargo al recibir los primeros auxilios los socorristas dijeron ya había fallecido por los impactos de bala que presentaba.

De igual manera dijeron que Cuauhtémoc Tapia de entre 25 y 30 años y originario de la colonia Lima Bonita también ya no presentaba signos vitales.

Pero por otro lado estabilizaron a Maribel Martínez Calderón de 50 años de edad y, a Laura “N” que se encontraban semi inconscientes y mal heridas de bala, por lo que las trasladaron de urgencia al Hospital General para su atención. Minutos más tarde doctores informaron que la señora Maribel falleció.

Te podría interesar:  Un muerto y un herido, en ataque en la 10 de Mayo

En el lugar vecinos dijeron que por fuera de la tienda se encontraban “como todos los días” platicando las familias que viven en la tienda y a sus alrededores, cuando de repente y a gran velocidad llegaron dos camioneta, una tipo Durango de color guinda y otra de color rojo, de donde varios hombres empezaron a disparar.

 “Se escucharon estruendos muy fuertes, hasta pensamos que aventaron una granada, porque al huir los hombres en las camionetas estaba todo destrozado y las personas tiradas en el piso y sangrando” dijo uno de los testigos.

 Los policías preventivos acordonaron la zona, cercaron el lugar a unos 100 metros a la redonda después de que había cartuchos percutidos de armas de las llamadas cuernos de chivo y R-15, en espera de la llegada del agente del Ministerio Público.

 Más tarde y con la lluvia presente se hizo presente el agente ministerial y con apoyo de peritos de la Procuraduría General de Justicia del estado inició la carpeta de averiguaciones para determinar qué fue lo que ocurrió y tratar de dar con los responsables.