Yadira Cárdenas

Salamanca.- El Director de Fiscalización y Control, José Agustín García Becerra, informó que el baile que se realizó con cerca de 500 personas en la comunidad de La Ordeña el pasado domingo cumplía con las autorizaciones del Semáforo Amarillo en Alerta en el aforo, en un espacio que era para 2 mil personas, sin embargo las medidas sanitarias dentro del evento son responsabilidad de cada asistente.

El funcionario municipal señaló que con el Semáforo Amarillo en Alerta en que se encuentra el estado todas las actividades económicas se puede realizar con las recomendaciones sanitarias que se les mencionan  a los organizadores, y en este caso así se les informó.

“Es un recinto aproximado para 2 mil personas y había poco menos de 500, pero desgraciadamente en un baile, una fiesta es difícil que no estén conviviendo cerca, se le dan las recomendaciones pero a veces es difícil que en ese tipo de celebraciones estar cuidando que no se acerquen, que no se abracen, que no se besen”.

Destacó que tan solo el pasado fin de semana hubo un mínimo de 100 fiestas particulares, por lo se trata de la conciencia ciudadana y cuidar su salud con las medidas que ya conocen, “es difícil que estemos en cada lugar diciéndoles las reglas, cuando van a solicitar permiso se le dice lo que tienen que hacer, administrativamente lo plasmamos en un papel para que se comprometan”.

El Director de Fiscalización y Control buscará reunirse con los organizadores de este evento para recordarles el compromiso que existe de parte de ellos, sin embargo reiteró que la responsabilidad de cuidarse y poder avanzar en la reactivación económica es de cada persona.

LC