Baches en caminos ponen en riesgo a conductores

Las lluvias han causado hoyos en la carretera Guanajuato-Irapuato y en la zona de Plaza Pozuelos

Lourdes Vázquez / Patricio Serna

Guanajuato.- La carretera federal Guanajuato-Irapuato, desde el entronque de la comunidad de Santa Teresa hasta la comunidad de San José de Llanos, así como las vialidades aledañas a la Plaza Pozuelos presentan deterioro a causa de las recientes lluvias en la capital, y es que en algunos puntos ya hay grandes baches que desestabilizan a los conductores.

En un recorrido hecho por correo en la carretera federal, se pudo constatar que en la desviación hacia Silao, el tramo que se debe tomar para ir hacia Irapuato, se encuentra completamente dañado, a decir de comerciantes y habitantes de esa zona se debe a que cuando llueve el agua que escurre de una parte del cerro se anega en esa carretera y va dañando el pavimento.

Esto provoca que los automovilistas no tomen esa desviación y crucen directamente hacia la izquierda, poniendo en riesgo la integridad del resto de los conductores que por ahí pasan.

Las malas condiciones en las que se encuentra la carretera se pueden apreciar aún más en las dos siguientes curvas pues aunque no hay baches, la carpeta asfáltica presenta desgaste que provoca que los carros ‘vayan brincando’, aunado a ello, ya no están delimitados los carriles por lo que muchos vehículos invaden el carril contrario o rebasan en lugares en donde está prohibido.

Durante el recorrido se pudo identificar que aunque se han intentado tapar algunos hoyos, estos vuelven a surgir con el paso de los vehículos, sobre todo de los camiones pesados.

Hace un par de meses aproximadamente se realizaron obras de bacheo cerca de las oficinas del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado (Inifeg).

Temen vecinos se hagan socavones en pozuelos

En cuanto al circuito que rodea la Plaza Pozuelos se han detectado varios baches de gran tamaño por lo que vecinos temen puedan convertirse en socavones.

A pesar de que a escasos metros del lugar se encuentran las instalaciones de la Secretaría de Obra Pública, estos hoyos no han sido reparados, el que mayor tamaño tiene está frente a la entrada principal de la plaza, el cual tiene un aproximado de metro y medio de longitud.

Para circular por aquí, los conductores deben orillarse y esperar que pase el otro automóvil, en caso de que en sentido contrario circule otro coche; ya que el tamaño del orificio en el asfalto impide el tránsito, el problema se agrava cuando llueve, pues este bache se inunda y quienes desconocen este problema caen en él bruscamente.

A lo largo de la calle se contabilizaron seis baches de tamaño menor, de entre 30 y 40 centímetros de diámetro en promedio, sin embargo, hay uno entre la plaza y Camino Rotario el cual pese a tener un tamaño menor al de la puerta principal, tiene más profundidad, lo cual preocupa a los vecinos por un posible socavón.

Julio Reynoso, quien  trabaja por la zona, señaló que  este orificio empezó como un bache pero que ya ha incrementado su profundidad, y que ante el paso de un vehículo de gran tamaño, el cemento puede ceder y crear un hoyo de mayor tamaño el cual sería un riesgo para los conductores.